La primera víctima del falso monje 'shaolin' era una prostituta colombiana de 40 años

Efectivos de la policía científica de la Ertzaintza salen con diferentes enseres, por segundo día, tras el registro efectuado en el gimnasio del maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar.
Efectivos de la policía científica de la Ertzaintza salen con diferentes enseres, por segundo día, tras el registro efectuado en el gimnasio del maestro de artes marciales Juan Carlos Aguilar.
Alfredo Aldai / EFE

Janny Sofía Rebollo Tuiran, una prostituta de 40 años y natural de Colombia, es la mujer supuestamente asesinada por Juan Carlos Aguilar y cuyos restos aparecieron repartidos en la vivienda y el gimnasio que regenta este experto en artes marciales, han informado fuentes de la investigación.

El falso monje shaolin, de 47 años, fue detenido el pasado domingo por la Ertzaintza en Bilbao inicialmente por agredir de forma brutal a la mujer nigeriana Maureen Ada Otuya, de 29 años, quien ha fallecido este miércoles en el hospital de Basurto tras permanecer en coma durante los últimos días. Tanto Maureen Ada Otuya como Janny Sofía Rebollo Tuiran ejercían la prostitución.

La primera víctima, que podría haber sido asesinada el pasado 25 de mayo, tiene dos hijos, uno de 3 años, que vivía con ella, y otro de 6 años, que reside en Colombia, según han indicado otras fuentes conocedoras del caso.

Según fuentes de la investigación, la mujer colombiana ha sido identificada con rapidez debido a que la Policía tenía una ficha de ella, con sus huellas dactilares.

El pasado 24 de mayo, la víspera del día en que podría haber sido asesinada, la mujer fue vista protagonizando algún altercado en una zona de alterne de la capital vizcaína, según las mismas fuentes.

El arresto de su supuesto asesino se produjo en la tarde del pasado domingo, después de que un testigo alertara a la Policía Vasca de que había visto cómo una mujer era obligada a entrar por la fuerza en un gimnasio ubicado en la céntrica calle Máximo Aguirre.

Los agentes que acudieron al local tuvieron que tirar la puerta abajo con mazas para acceder al interior, donde encontraron en una habitación de reducidas dimensiones a Aguilar junto a la mujer nigeriana fallecida este miércoles, que estaba inconsciente, con ataduras en manos, pies y cuello.

La joven quedó ingresada en el hospital de Basurto en coma y en estado muy grave, y ha muerto en el mediodía de este miércoles.

Hallados restos humanos

En un posterior registro del gimnasio y del domicilio del agresor se encontraron restos humanos repartidos por distintas dependencias.

La Ertzaintza ha determinado que los restos son de la ciudadana colombiana Janny Sofía Rebollo Tuiran, de 40 años.

Juan Carlos Aguilar declaró en comisaría que "creía" haber matado a una mujer el día 31 de mayo, aunque añadió estar "confuso" al respecto.

En la Asociación de Colombianos del País Vasco no conocían a Janny Sofía Rebollo, aunque les consta que hace años trabajó en una peluquería en la calle General Concha de Bilbao.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento