El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Centro Ambiental La Tahonilla ha rescatado a 28.156 animales en los últimos quince años y 21.174 han sido liberados; de esta cifra cerca de 1.200 ejemplares han sido tortugas marinas, de las que 1.138 corresponden con ejemplares de tortuga boba.

Los enganches en redes a la deriva suelen ser una de las causas de los problemas que sufren estos reptiles marinos. Al menos en 20 ocasiones éste ha sido el motivo del rescate de los animales y, aunque la mayoría de los ingresos se produce por estrangulamientos de extremidades, incluso cuello, muchas veces no se puede determinar exactamente el objeto que lo produce.

Otros objetos de enorme peligro son los plásticos, las rafias de sacos y las anillas de plástico de las latas de refresco y cerveza que son tiradas al mar sin prever las graves consecuencias.

En el Centro de Recuperación ingresan cada año unos 1.000 animales de fauna silvestre, más unos 1.500 ejemplares de pardela cenicienta que por sí mismos constituyen una campaña especializada y considerada aparte en los registros del Centro. El 11% de los ingresos lo constituyen los reptiles, sobre todo tortugas marinas (90%).

El Centro libera cada año el 83% de las tortugas rescatadas y el 17% restante o bien entran muertos o bien no pueden ser liberados por la gravedad de las lesiones y, por tanto, no pueden ser reintroducidas.

Jornadas de puertas abiertas

El Centro de Recuperación ha organizado del 3 al 7 de junio una semana de puertas abiertas con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que contempla liberaciones de tortugas y rapaces, charlas y exposiciones permanentes.

Las actividades comenzarán mañana jueves con una liberación de tortugas bobas en el Médano, en el municipio tinerfeño de Granadilla de Abona, y culminarán el sábado 8 de junio con una liberación de rapaces en el monte de Las Lagunetas (El Sauzal).

Dentro de las jornadas de puertas abiertas, a lo largo de toda la semana se realizarán visitas al Centro en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas. Además, habrá charlas sobre cetáceos (3 junio), aves (5 junio) y voluntariado ambiental (6 junio), y el día 4 se presentará la base de datos de los últimos quince años del Centro.

Al Centro de Recuperación, que depende de la Unidad de Biodiversidad del área de Medio Ambiente del Cabildo, se llevan los animales silvestres accidentados encontrados en Tenerife, tanto en tierra como en el mar, que han sido localizados por los ciudadanos, policías, protección civil, clubes de buceo, muelles deportivos o cofradías de pescadores.

El objetivo básico es su rehabilitación y liberación, devolviéndolos al medio natural tan pronto como sea posible. Junto a esta labor se evalúa la eficacia de los tratamientos y se realiza un seguimiento a los animales de mayor interés devueltos al medio natural.

Asimismo, se realizan estudios y estadísticas sobre la fauna silvestre en Tenerife y se colabora en la ejecución de los planes de conservación y programas de investigación y se participa activamente en los programas de educación ambiental.