El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha asegurado este miércoles en el Congreso que "no hay nada" sobre maniobras militares en la Isla de Lobos y ha reprochado al Cabildo de Fuerteventura que "utilice" a las Fuerzas Armadas con "objetivos políticos" para propagar "un rumor interesado" sobre una supuesta militarización de la isla que "no se compadece con la realidad".

Morenés ha respondido así en el Pleno del Congreso a la pregunta de la diputada canaria del PP Celia Alberto, quien ha preguntado al ministro por la "campaña" emprendida por el Cabildo, que ha adoptado "acuerdos secundados por Coalición Canaria (CC) y el PSOE" para "rechazar las actuaciones de Defensa en la isla", acusando a este Ministerio de "pretender militarizar" Fuerteventura.

En concreto, Alberto ha señalado que la "polémica" parte de "un supuesto de hecho totalmente falso", que es "insinuar la existencia de hipotéticas tensiones entre Marruecos y España" para "crear unas fingidas relaciones entre la supuesta militarización de la isla y las autorizaciones para realizar sondeos de prospección petrolífero cerca de la mediana con Marruecos".

"con objetivos políticos"

En su respuesta, el ministro ha defendido que son los que han propagado este "rumor interesado" quienes lo tendrán que "justificar" y se ha sumado al reproche del PP contra quienes utilizan "la Defensa nacional y muy en particular las Fuerzas Armadas con objetivos políticos".

Morenés ha negado las informaciones en las que se basaría dicha supuesta militarización.

Así, ha asegurado que la presencia militar en Fuerteventura, con "más de 600 hombres" e instalaciones que suponen "el 2 por ciento del territorio de la isla" es "totalmente equiparable" a cualquier otro punto del territorio nacional.

De hecho, fuentes de Defensa han asegurado a Europa Press que este año la presencia militar ha descendido en 60 efectivos respecto a 2012.

El ministro ha asegurado también que estas dimensiones no han sufrido "grandes variaciones en los últimos años" y las "pocas decisiones relevantes" que a este respecto se han tomado han sido adoptadas "con independencia del signo político" de los Gobiernos nacional y regional.

Además, ha asegurado que "no hay nada" de unas supuestas maniobras militares en la isla de Lobo y ha insistido en que el campo de tiro de Pájara, que "se utiliza desde 1977", fue adquirido por Defensa en 1981, comenzando los trabajos para la declaración de zona de interés en 2010, que finalizaron en 2012.

El ministro ha asegurado también que las obras para establecer el perímetro de seguridad del acuartelamiento 'Teniente General Valenzuela' respeta los derechos preexistentes sobre los terrenos y ha garantizado que las instalaciones de Defensa en esta isla "cumplen con los requisitos medioambientales".

"Los beneficios son mutuos para la sociedad majorera y para la Defensa nacional", ha añadido el ministro, que ha recalcado que las Fuerzas Armadas son "el primer elemento para la seguridad de la nación".

"No hay progreso ni bienestar sin una política que garantice unos niveles razonables de seguridad", ha remachado.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.