La Policía Nacional ha detenido este martes en Murcia y Zaragoza a dos miembros de la filial de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) que, según dice el Ministerio del Interior, responden al perfil de los dos terroristas de origen checheno que llevaron a cabo el atentado de Boston (Estados Unidos).

Los dos son presuntos integrantes de una célula radical afín a la organización terrorista AQMI (Al Qaeda en la zona del Magreb islámico).  Se trata de Nou Mediouni, de origen argelino, y detenido en Zaragoza y Hassan El Jaaouani, de origen marroquí, y arrestado en Murcia.

El resultado de esta operación es fruto de la colaboración policial internacional mantenida entre la Comisaría General de Información y los servicios policiales homólogos de Francia y Marruecos.

En la operación, que continúa abierta, se lleva trabajando más de un año El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que uno de los dos detenidos había hecho apología del atentado de Boston. "El perfil de los detenidos según la Policía es el de lobos solitarios" como el de los dos terroristas que perpetraron el atentado de Boston, ha dicho el ministro.

Fernández Díaz ha explicado que uno de ellos, sin especificar cuál de los detenidos, había hecho apología de este atentado, y tampoco ha precisado si entre ambos arrestados había relación.

En la operación, que continúa abierta, se lleva trabajando más de un año en colaboración con la Policía de Francia y de Marruecos, ha dicho el ministro, que ha indicado que se ha procedido a las detenciones porque había "indicios fundados" y la investigación estaba "madura".

En estos momentos se están registrando los domicilios de ambos detenidos en Zaragoza y Murcia: Nou Mediouni, de origen argelino, y el de Hassan El Jaaouani, de origen marroquí.

Datos contradictorios

Los dos detenidos en Murcia y Zaragoza por presuntos delitos de terrorismo islamista no serían integrantes de una célula de Al Qaeda ni tendrían relación con los dos sospechosos de haber perpetrado el atentado en la maratón de Boston, según han informado fuentes de la Audiencia Nacional. Esta versión se contrapone con la que ha ofrecido el Ministerio del Interior, que sí les considera ligados a Al Qaeda.

La detención de ambos presuntos islamistas ha sido ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, al constatar los investigadores que ambos se habrían radicalizado en los últimos tiempos y que accedían a páginas radicales yihadistas.

Sin embargo, no puede afirmarse por ahora que estos detenidos, que comparecerán el jueves ante Pedraz, pertenecieran a una célula de Al Qaeda, "sin perjuicio de nuevos datos que vayan apareciendo", según las citadas fuentes.

El perfil de los detenidos

Nou Mediouni, de 23 años y origen argelino, y detenido en Zaragoza celebró el atentado de la maratón de Boston como respuesta a la muerte de inocentes y el imperialismo a través de un comentario publicado en uno de los foros de Internet con los que conectaba con otras personas de marcado perfil radical, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Uno de ellos estaba frustrado por no haber podido "morir como un mártir" Estas mismas fuentes han indicado que de los dos detenidos, éste era el más relevante y que llevaba años viviendo en España. Actualmente residía con sus padres en el barrio de las fuenres de Zaragoza, concretamente en la calle Florentino Ballesteros. En ese lugar los agentes de la Policía están procediendo a realizar un registro.

Nou Mediouni estudiaba un módulo de informática y había tenido diversos trabajos en cibercafés. Mediouni "era usuario habitual de una conocida plataforma radical islamista, desde la que responsables de AQMI, radicados en Mali, procedían al reclutamiento de aquellos candidatos que presentaban unos perfiles más radicales, reconduciéndolos de forma paulatina a salas y foros cada vez más privados con unas estrictas medidas de seguridad", según informa la página web del Ministerio del Interior.

Según el Ministerio, Nou Mediouni fue reclutado en este foro digital. "Recibió  instrucciones concretas para su viaje a un campo de entrenamiento yihadista ubicado en el norte de Mali y dirigido por AQMI", siempre según informaciones de Interior.

Sin embargo no pudo alcanzar su destino por no encontrar una vía segura de contacto y tuvo que regresar a España mostrando un elevado nivel de frustración por no haber podido "morir como un mártir" como era su deseo.

Hassan El Jaaouani, de 52 años, estaba vinculado con la delincuencia común y ahora no tenía trabajo. De origen marroquí y detenido en Murcia, habría contactado "con los mismos responsables de AQMI ubicados en Mali y también responsables del reclutamiento de radicales en España". Según Interior, "uno de los contactos malienses con los que llegó a contactar se encuentra directamente relacionado con el secuestro y posterior asesinato de dos ciudadanos franceses en Níger en enero de 2011".

Cuatro arrestos en 2013

Las detenciones de este martes elevan a cuatro el número de supuestos terroristas islamistas detenidos en España en lo que va de año. El pasado 8 de febrero la Policía detuvo en Valencia al marroquí Mohamed Echaabi, quien supuestamente planeaba cometer atentados contra personalidades relevantes y otros objetivos en España y otros países europeos.

El juez Javier Gómez Bermúdez dictó prisión incondicional para Echaabi y señaló en su auto que el acusado podría ser uno de los llamados "lobos solitarios", terroristas independientes a los que Al Qaeda y sus filiales dejan libertad de acción respecto a la elección de objetivos y procedimientos para efectuar el atentado.

El pasado 11 de abril los Mossos de Esquadra detuvieron en Ulldecona (Tarrragona) a Ridouan B.O., de nacionalidad marroquí, acusado de  difundir públicamente a través de Facebook mensajes a favor de la "yihad". El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz le puso en libertad al día siguiente con medidas cautelares y fue imputado por un delito de enaltecimiento del terrorismo.