Virus H7N9, gripe aviar
Un cartel con medidas de prevención del contagio del virus H7N9 en una clínica especializada en del Hospital Ditan de en Beijing, China. GTRES

Comenzó con casos aislados, pero este lunes la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar (NHFPC) de China ha elevado a 37 las muertes y a 132 los casos por el brote de gripe aviar que se han detectado en la región este del gigante asiático.

En esta ocasión no es el virus N1H1, más conocido como gripe A o gripe porcina que afectó a todo el planeta entre los años 2009 y 2010. Se trata del H7N9, un virus que podría ser mucho más patogénico (más difícil de combatir y por tanto más mortal) pero que por el momento no ha tenido la capacidad de transmitirse de humano a humano, sino sólo por el contacto directo con las aves.

Las autoridades chinas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han coincidido al subrayar que la gripe aviar es altamente contagiosa entre animales, pero no entre humanos, a pesar de lo cual hay decenas de personas en observación por haber estado en contacto con los enfermos. La comisión conjunta del Gobierno chino y la OMS que se está encargando de investigar el brote de gripe aviar ha indicado que los enfermos seguramente se contagiaron por el contacto directo con las aves o por el medio ambiente.

El problema del H7N9, como de la mayoría de los virus de la gripe, es que no produce síntomas en las aves, por lo que es muy difícil detectarlos, al no saber si, por ejemplo, los pollos que hay a la venta en un mercado, están infectados o no. Sólo un análisis de laboratorio puede determinarlo. 

Proteínas y combinaciones

El virus de la gripe lleva en su membrana externa dos proteínas, la hemaglutinina (HA) y la neuraminidasa (NA), que son las que reconoce el sistema inmune y contra las que se generan anticuerpos. De la inicial de esas proteínas vienen la H y la N de la denominación del virus. Hay 17 distintas hemaglutininas y 9 distintas neuraminidasas y todas las combinaciones posibles. Al virus se le denomina en función de la combinación de esas dos proteínas.

China ha empezado a desarrollar vacunas contra el virus H7N9 "Todas las combinaciones posibles son capaces de infectar a las aves, que son los reservorios naturales de los virus de la gripe", explica Amelia Nieto, investigadora del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, que explica además que "sólo tres subtipos de gripe, H1N1, H1N2 y H3N2 son capaces de infectar a humanos y son los que normalmente circulan y los que solemos coger los humanos".

El resto de combinaciones no tienen la capacidad de infectar a los humanos... en principio.  "A veces, pero con mucha dificultad, algunas cepas son capaces de pasar a humanos, son capaces de hacer el salto de especie", explica Nieto. Es el caso de la H7N9.

El director de la NHFPC, Liang Wannian, ha revelado que China ha empezado a desarrollar vacunas contra el virus H7N9, aunque no llegarían hasta dentro de seis u ocho meses. El responsable sanitario ha subrayado que solo será necesaria si se propaga entre humanos. Y deberá ser una vacuna específica, porque cada virus necesita una vacuna particular. No se pueden reciclar los excedentes de las vacunas de la gripe A. No serían efectivas.

Para el virus de la gripe existen medicamentos antivirales. Sin embargo éstos sólo son efectivos si se administran en los dos o tres días posteriores al contagio, por lo que no servirían para detener una posible pandemia. "Los antivirales no pueden ser usados masivamente", asegura Nieto, que explica que "después de ese plazo no se puede tratar, debe ser el cuerpo el que combata el virus. Y normalmente el organismo es capaz de combatirlo, salvo en grupos de riesgo, como enfermos crónicos, ancianos, niños...

¿Motivo de alarma?

El representante de la OMS en China, Michael O'Leary, ha asegurado que el brote de gripe aviar "no es motivo de pánico", ya que "se trata de un número relativamente pequeño de casos graves" y "esporádicos". A pesar de ello, la organización internacional ha anunciado que, a petición de las autoridades chinas, enviará un grupo de expertos para lidiar con el brote de gripe aviar, que llegará al gigante asiático esta semana.

Amelia Nieto explica que hay dos factores a considerar a la hora de alertarnos sobre este nuevo brote de gripe. Por un lado está la agresividad del virus: si no es muy patogénico el organismo será capaz de responder y de combatirlo, pero si es muy patogénico, como lo fue el  H5N1, es posible que sea mortal. "El H1N1 era un virus poco patogénico que se extendía con mucha facilidad, si hubiera sido muy patogénico habría ocasionado un número importante de muertes", explica la investigadora.

Las cepas H5 y H7 puede infectar a todos los tejidos Por otro lado está la capacidad de transmisión o contagio de la cepa. Si el virus sólo es capaz de transmitirse de aves a humanos sólo afectaría a aquellos que normalmente tengan contacto con las aves. Sin embargo, si es capaz de contagiarse entre humanos se podría producir una nueva pandemia. "El H7N9 o el H5N1 (la antigua gripe aviar) afortunadamente de momento no han sido capaces de transmitirse de humano a humano. El H5N1 no lo consiguió, esperemos que no lo consiga el H7N9", afirma Nieto.

"Eso no quiere decir que no estemos prevenidos, porque dentro de las hemaglutininas la H5 y la H7 son muchísimo más patogénicas que las demás. La mayoría de las hemaglutininas pueden infectar sólo al epitelio respiratorio, pero la H5 y la H7 puede infectar a todos los tejidos", hace ver la investigadora.

Así, de comenzar a transmitirse de humano a humano y de hacerlo con facilidad, el H7N9 podría llegar a ser preocupante. Aún no ha ocurrido, aunque ya hay indicios de que podría ser así. Según las autoridades chinas, el 40% de los infectados por el H7N9 no habían tenido contacto directo con aves de corral. Además, se ha dado el caso de dos familias en los que todos sus miembros han sido infectados, sin que se haya esclarecido la forma en que se produjo el contagio.

Shangai, la ciudad más poblada de China, con unos 20 millones de habitantes, es el lugar más afectado, con 32 casos de contagio, entre ellos 11 mortales. Del resto, 24, incluidas tres muertes, están localizados en Jiangsu; 38, con cinco muertes, en Zhejiang; tres, con una muerte, en Anhui; tres en Henan y uno en Pekín.