Buscando al unicornio en el arte medieval y renacentista

  • Los 'Cloisters', el museo neoyorquino dedicado al medievo europeo, celebran su 75º aniversario con una muestra sobre el animal fantástico.
  • Se decía que poseía una fuerza sobrenatural, que el cuerno tenía propiedades curativas y que sólo lo podía domar una joven virgen,
  • En el centro de la exposición están 'Los tapices del unicornio', una gran obra dividida en siete partes que narra la caza de la criatura.
'El unicornio en cautividad' (1495-1505), uno de los siete tapices que narran la caza del animal fantástico
'El unicornio en cautividad' (1495-1505), uno de los siete tapices  que narran la caza del animal fantástico
© The Metropolitan Museum of Art, New York

Desde que se especulara con su existencia en la antigua Grecia, se ha dicho que el unicornio era una bestia excepcional, esquiva, con mal genio, que sólo se dejaba domar por una muchacha virgen, que su cuerno tenía propiedades curativas, que su fuerza sobrenatural podía derrotar a cualquier especie animal... Su representación fue frecuente en el arte de la Edad Media y del Renacimiento: el primero fue un momento históricos en el que florecieron las leyendas, el segundo tuvo lugar en el siglo del descubrimiento, con testimonios de viajeros y científicos que mezclaban el exotismo de los hallazgos y la fantasía de los desconocido.

En la exposición Search for the Unicorn: An Exhibition in Honor of The Cloisters’ 75th Anniversary (Busca al unicornio: una exposición en honor a los Cloisters) el MET de Nueva York rastrea la presencia del animal fantástico en obras de arte medievales y renacentistas. El centro celebra con la muestra —en cartel del 15 de mayo al 18 de agosto— los tres cuartos de siglo de los Cloisters, la sucursal del museo dedicada al arte y a la arquitectura medievales en Europa. El edificio, en el norte de Manhattan, es un claustro que cuenta además con jardines y que se construyó con elementos arquitectónicos del siglo XII al XV. En su interior, alberga unas 3.000 piezas europeas del siglo IX al XVI.

Los tapices del unicornio, siete escenas separadas que en conjunto muestran la caza de un unicornio blanco, son la estrella de la exposición y una de las obras más famosas de los Cloisters. Considerados como uno de los trabajos más complejos y bellos de la Edad Media, tejidos en lana y seda, se cree que proceden del sur de los Países Bajos y están datados entre 1495 y 1505. Sus posibles significados son tan misteriosos como el animal fantástico que representan: las escenas se han interpretado como una metáfora de la vida de Cristo y también como una celebración del matrimonio. Los tapices son emblemáticos de la idea medieval (y después renacentista) del mundo natural vinculado siempre a la magia.

El dibujo de un unicornio con apuntes "del natural"

Un bestiario inglés del siglo XII (con el unicornio descansando la cabeza en el regazo de una doncella) y un plato de mayólica de finales del siglo XV creado como obsequio nupcial para el rey de Hungría Matías Corvino y Beatriz de Aragón apoyan la figura del unicornio como metáfora del amor y del matrimonio.

Muchos otros ejemplos asocian a la criatura con tierras lejanas: Erhard Reuwich el autor de Peregrinatio in terram sanctam (1486), escrito e ilustrado como diario de viajes a Tierra Santa, asegura que la xilografía del unicornio que figura en el tomo está basada en un dibujo que hizo del natural.

En una edición del siglo XIV del Shahnama (El libro de los Reyes), la epopeya persa escrita por Ferdowsi en torno al año 1000, Alejandro Magno aparece matando al monstruo de Habash, una bestia con un cuerno —no muy parecida al caballo— que en otros documentos sí representa al unicornio. Un grabado del siglo XVI del holandés Goltzius sugería que el hábitat natural de la especie era el continente americano; la enciclopedia animal de su coetáneo el naturalista suizo Konrad Gesner incluía con certeza al unicornio en la recopilación.

El conjunto de testimonios reunidos en la muestra son una mezcla de creencias, mitologías, informaciones erróneas y fantasías en torno a un animal fantástico que, por la atención que se le ha prestado, bien podía existir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento