Reabren los bancos en Chipre
Un empleado de una sucursal del Banco Laiki entrega el dinero retirado por uno de sus clientes en Nicosia este viernes 29 de marzo de 2013. T EFE

El Gobierno chipriota ha concluido este martes las negociaciones con la 'troika' sobre las condiciones que acompañarán al rescate financiero concedido al país por 10.000 millones de euros. "Hoy concluyó la confección del memorando que es requisito para el rescate financiero. Se trata de un importante paso, con el cual se cierra un largo periodo de inseguridad", ha explicado el portavoz del Gobierno de Chipre, Jristos Stylianidis.

El acuerdo contempla un plazo de amortización para los 10.000 millones de euros del rescate de 22 años a un interés del 2,5 %, ha resaltado Stylianidis, que a su vez ha indicado que el memorando acordado (aquí una versión filtrada a la prensa internacional) establece que Chipre tendrá de plazo hasta 2018 para completar su programa de ajuste fiscal, dos más de lo previsto inicialmente.

Con esta ampliación de dos años sobre el calendario previsto en principio por la 'troika' (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), la adaptación resultará más fácil y las medidas se distribuirán en cinco años en vez de tres, lo que a su vez mitigará la presión, según el Ejecutivo chipriota.

Más tiempo para privatizar

También se ha ganado tiempo en lo que afecta al calendario de privatizaciones. Según el acuerdo alcanzado, el plazo del proceso de privatizaciones de empresas públicas y semipúblicas se extiende en dos años, hasta 2018. "La conclusión del acuerdo con la 'troika' debería haber ocurrido mucho antes, en condiciones políticas y económicas mucho mejores. A pesar del retraso, la situación a partir de ahora se normalizará y se creará el entorno necesario para poner en marcha la economía", aseguró Stylianidis.

El portavoz aludió con ello a que el nuevo Gobierno únicamente lleva algo más de un mes en el poder y que no solo heredó la situación económica, sino también, ha añadido, "un acuerdo preliminar con muchos compromisos que no permitió espacio para posteriores negociaciones".

Precisamente este martes, el ministro de Finanzas de Chipre, Mijalis Sarris, ha presentado su dimisión para no entorpecer las labores de la comisión de investigación que deberá depurar responsabilidades en relación con la crisis financiera. Sarris antes que ministro fue directivo del banco Laiki (que será liquidado). Su labor la suplirá el actual ministro de Trabajo, Haris Georgiades, según el diario chipriota Fileléfzeros.