Dos personas han fallecido en Ciudad Real y 125 permanecen aisladas en Albacete y en Castilla y León, una comunidad que esté en situación de alerta. Diversas zonas rurales, explotaciones agrícolas e incluso poblaciones se están inundado debido a las fuertes lluvias, que han provocado la activación de la alerta por riesgo de desbordamiento de ríos en todas las cuencas hidrográficas, salvo las del Júcar y el Segura.

Los dos fallecidos de este lunes son los ocupantes de un turismo y un camión que han perdido la vida en un accidente de tráfico al despeñarse por la N-420, a la altura de Fuencaliente (Ciudad Real), debido a la crecida del río Yeguas. El siniestro ocurrió a las 05.08 horas en el kilómetro 94.500 de la citada carretera, en el límite entre Ciudad Real y Córdoba.

Aunque inicialmente se informó de que en el camión viajaban dos personas, porque desde la empresa se comunicó a las autoridades que el conductor siempre iba acompañado, finalmente sólo ha aparecido un cadáver en su interior.

El agua provocó el derrumbe del puente, por donde cayeron ambos vehículos. El mismo puente cedió el pasado 8 de marzo provocando otro accidente, si bien no hubo víctimas mortales. La carretera N-420 está cortada en ambos sentidos a la altura del puente y existen rutas alternativas por la CM 4202 dirección Alamillo y por la CM 4201 dirección Torre del Campo.

La orografía del terreno ha dificultado las tareas de rescate, por lo que no se descarta que pueda haber algún vehículo más implicado, por lo que se continúa inspeccionando la zona para descartar que haya más víctimas.

Un posible desaparecido en el Pisuerga

Equipos de rescate del Cuerpo de Bomberos, de Protección Civil y de la Policía Local buscan a un joven al que varias personas han visto en el río Pisuerga, a su paso por la capital vallisoletana, han informado fuentes del Servicio de Extinción de Incendios y de la Policía Municipal.

Ha sido poco antes de las 18:30 horas cuanto varias llamadas han alertado a los Bomberos, a la Policía y al Servicio de Emergencias 112 de que una persona se encontraba en el agua, a la altura de los puentes de Isabel la Católica y de García Morato de la ciudad.

Los equipos de rescate acudieron al lugar del suceso y buscan desde entonces al joven en el río, en medio de la corriente, que ya ha obligado a los participantes en el rescate a desplazarse a la zona sur de la ciudad para tratar de encontrarlo.

Castilla y León se encuentra en situación de alerta por la importante crecida de los ríos de la cuenca del Duero, que han comenzado a desbordarse e inundar zonas rurales, explotaciones agrícolas e incluso poblaciones, principalmente en las provincias de Burgos, Soria y Valladolid. Los embalses del sistema hidrográfico del Duero se encuentran al 85%, algunos al límite y otros ya rebosan por lo que se están vertiendo agua de forma controlada para evitar esa saturación, y es previsible que en las próximas horas el caudal de los ríos crezca de forma considerable.

Las persistentes e intensas lluvias de los últimos diez días, el deshielo y la suciedad de los cauces, que genera tapones al cegar puentes y estrechar cauces con ramas, troncos y maleza, ha provocado esta crecida que el pasado Jueves Santo tuvo en Viana (Valladolid) uno de los lugares más castigados.

El río Duero, a su paso por Tudela (Valladolid), obligó a evacuar a una familia como medida preventivaEl río Duero, a su paso por Tudela (Valladolid), obligó a evacuar a una familia como medida preventiva, ya que habita en las dependencias de un antiguo molino situado junto al cauce de un río que, en el caso de Toro (Zamora), ha obligado a cortar el antiguo puente de piedra y anegado la vega, aunque no afecta al casco urbano por encontrarse a mayor altura del cauce.

En Zamora está previsto a partir del martes una importante crecida del Duero, mientras que el otro río importante del sistema, el Pisuerga, rebosará a su paso por Valladolid, donde inundará el aparcamiento de vehículos del parque recreativo de Las Moreras, junto al centro de esta capital.

Las intensas lluvias caídas durante los últimos días y durante buena parte del mes de marzo han hecho incrementar el caudal del río Pisuerga a su paso por Valladolid hasta los 1.011 metros cúbicos por segundo a las 10 horas de este lunes, por lo que ha superado los 935 m3/s establecidos como nivel de alarma por la Confederación Hidrográfica del Duero.
 
Dentro de la provincia de Burgos la zona más castigada ha sido la comarca de Aranda de Duero, con importantes aumentos de su caudal en esta población, pero también Lerma y Caleruega, con carreteras llenas de agua como la N-122 en Fuentecén. Segovia tiene en situación de alerta, por saturación, los embalses de Las Vencías y Linares, debido a su escasa capacidad.

Campistas aislados en Albacete

Por otro lado, un total de 125 personas, la mayoría de la Comunidad Valenciana, quedaron aisladas en un cámping de la Sierra de Alcaraz (Albacete), debido a la crecida del río Mundo. Todos fueron desalojados posteriormente de las instalaciones amenazadas por la crecida, al haber descendido el nivel del agua —solo se podía acceder al cámping a través de un puente— y una vez que se ha comprobado que el desalojo "es seguro"

El jefe del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (Sepei), Ovidio García, ha comentado que el desalojo ha comenzado pasadas las 18.00 horas. El director del cámping, José Valls, ha confirmado que las últimas personas han abandonado las instalaciones poco antes de las 20.00 horas.  Valls ha señalado que los viajeros, en su mayoría procedentes de la Comunidad Valenciana, donde también hoy es jornada festiva, han estado en todo momento "muy tranquilos".

Crecida del río Ebro

El nivel del río Ebro a su paso por la localidad navarra de Castejón ha descendido en las últimas horas, pese a lo que todavía persiste la situación de alerta por riesgo de desbordamiento.

A su paso por Zaragoza ha alcanzado 4,03 metros de altura y lleva un caudal de 1.362,55 metros cúbicos por segundo, según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). La estación de Zaragoza se encuentra en nivel rojo y la previsión para las próximas horas es que el caudal pueda ascender hasta los 1.515 metros cúbicos por segundo.
 
La estación de Zaragoza se encuentra en nivel rojo y la previsión para las próximas horas es que el caudal pueda ascender hasta los 1.515 metros cúbicos por segundoA las 10 horas, según el Gobierno foral de Navarra, el nivel, que el domingo llegó a alcanzar los 6,60 metros, se encontraba a 6,19 metros con un caudal de 1.457,80 metros cúbicos por segundo. El descenso ha continuado también en otros ríos como el Ega, en Andosilla que ha dejado ya de estar en prealerta, para pasar a una situación normal.

Debido a las intensas lluvias registradas en los últimos días en la Comunidad foral, permanece cortada al tráfico por el desbordamiento del río Ebro la N-113 Pamplona-Madrid, a la altura del kilómetro 75, en Castejón.

En la Autovía del Camino de Santiago siguen cortados dos de los tres carriles en sentido Logroño debido al desprendimiento que se produjo en el kilómetro 24.
También está cortado un carril en la NA-7110 Etxauri-Orendain, por el desprendimiento de una piedra de grandes dimensiones y otro en la NA-7320 Lorca-Abarzuza, a la altura del kilómetro cuatro, también por un desprendimiento.
 
En la NA-7040 Puente la Reina hay un estrechamiento de calzada en los kilómetros 8, 14 y 16 por hundimiento; la NA-6115 (Muniáin-Morentin), en el kilómetro 0,97, continúa cortada por hundimiento de la calzada, así como un carril de la NA-7230 (Viana-Aguilar de Codés), por un desprendimiento a la altura del kilómetro 6,1. A esas incidencias por la lluvia hay que sumar la nieve.