Los Príncipes de Asturias
Los Príncipes de Asturias, poco después del anuncio de su segundo embarazo Agencias

Los Príncipes de Asturias esperan para la próxima primavera el nacimiento de su segunda hija, informaron el lunes por la noche fuentes de la Casa del Rey.

Las citadas fuentes indicaron que el ginecólogo que atiende a la Princesa de Asturias en su segundo embarazo, Luis Ignacio Recasens, informó a don Felipe y Doña Letizia de que el bebe que esperan será otra niña.

Los Reyes fueron informados por los Príncipes de Asturias de que su nuevo nieto será una niña, agregaron las mismas fuentes.

El segundo embarazo de la Princesa Letizia fue anunciado a los medios de comunicación el pasado día 25 de septiembre.

Poco después, el Príncipe don Felipe, en una conversación con periodistas durante la recepción con motivo de la Fiesta Nacional celebrada en el Palacio Real, comentó que él y su esposa no tendrían inconveniente en dar a conocer el sexo del bebé si se consideraba oportuno, si bien indicó que ellos personalmente preferían no saberlo.

Así ocurrió durante el embarazo de su hija y primogénita, la infanta Leonor, que el pasado 31 de octubre cumplió un año.

La tercera en la línea de sucesión

Al tratarse de otra niña, la segunda hija de los príncipes pasará a ser la tercera en la línea de sucesión, y su hermana Leonor, la primogénita, mantiene su condición de segunda, por detrás de su padre.

Esto elimina la urgencia por reformar la Carta Magna en su artículo sobre la sucesión española.

De haber sido niño,  la infanta Leonor habría perdido su condición de heredera en favor del nuevo nato, ya que según la Constitución, la sucesión sigue el orden por primogenitura y representación, siendo preferido siempre, en el mismo grado, el varón a la mujer.

El actual Gobierno incluyó en su programa electoral una reforma de la Carta Magna para equiparar los derechos de la mujer y el hombre en cuanto acceso al trono. Sin embargo, la reforma se encuentra actualmente paralizada.

La pequeña será la octava nieta de los Reyes de España.

Aunque Doña Letizia se encuentra bien y el médico que la atiende no ha recomendado que guarde reposo, la Princesa ha admitido que sí tiene "las molestias propias de los embarazos".