Maduro jura como presidente 'encargado'
Nicolás Maduro (i), saludando a los diputados, creca del líder de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (d), este viernes 8 de marzo de 2013, durante la toma de juramento como presidente encargado de Venezuela. EFE

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, ha celebrado este miércoles la elección del nuevo papa Francisco I, y lo ha felicitado, sugiriendo además, que el fallecido presidente Chávez ha debido de influir en la elección del primer papa suramericano.

"Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hacia esas alturas y está frente a frente a Cristo, alguna cosa influyó para que se convoque a un papa suramericano, alguna mano nueva llegó y Cristo le dijo 'bueno llegó la hora de América del Sur', así nos parece", comentó Maduro en un acto oficial.

El opositor Capriles, por su parte, dijo a través de su cuenta en Twitter @hcapriles: "Papa Latino! Primera vez que nuestro continente tiene un Papa, que Dios le dé la sabiduría para conducir la Iglesia,tiempos de cambios!".

El candidato opositor para las elecciones del próximo 14 de abril también escribió: "Felicitaciones a nuestros hermanos Argentinos! Compartimos su alegría por la designación del Papa Francisco! Paz para el mundo!".

Las versiones digitales de los diarios y principales páginas web de Venezuela cambiaron sus principales titulares dedicados en su mayoría al gobernante fallecido Hugo Chávez y a los comicios presidenciales que se avecinan para dar paso a la noticia de la elección del nuevo papa suramericano, Francisco I.

Sin embargo, los diarios de tendencia oficialista, sin embargo, no dieron tanta importancia a la elección del nuevo pontífice.

"Planes para atentar" contra Capriles

Venezuela continúa sumergiéndose en el ambiente electoral con nuevas denuncias, ahora desde el Gobierno, sobre la existencia de planes para atentar contra el líder opositor, Henrique Capriles, mientras se acerca el final del velatorio de Hugo Chávez sin saber aún si será embalsamado.

Hemos detectado planes de la ultraderecha

Como ya hiciera el propio Chávez en marzo del año pasado, este miércoles Maduro volvió a alertar sobre supuestos planes de la "ultraderecha" para atentar contra el líder opositor, Henrique Capriles, con quien se medirá en las urnas el 14 de abril.

"Hemos detectado planes de la ultraderecha vinculada al grupo de Roger Noriega (exembajador de EE UU ante la OEA) y a Otto Reich (exembajador de EEUU en Venezuela) en Estados Unidos para hacer un atentado contra el candidato presidencial de la oposición Capriles", dijo.

El candidato oficialista indicó, además, que ordenó al jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), Miguel Rodríguez, ofrecer al líder opositor "toda la protección policial y de seguridad" para garantizarle su vida, decisión igual a la que anunció Chávez en marzo.

Capriles, que en aquella ocasión tildó de irresponsable al presidente fallecido por hacer ese anuncio, no ha hablado.

Sin embargo este martes su jefe de campaña, Henri Falcón, denunció que funcionarios del Gobierno le informaron de que se preparaba una emboscada contra el candidato opositor, que debía haber acudido el lunes a inscribir su candidatura al Consejo Nacional Electoral (CNE), por lo que no lo hizo.

Más control de divisas

Por otro lado Maduro, ha anunciado que próximamente habrá un "sistema complementario" de control de cambios para permitir el acceso a las divisas, regulado por el Estado, que acompañará a uno de los ya existentes en el país, con más medidas de supervisión.

Los precios se triplican en el mercado paralelo

"La clave (...) del nuevo sistema que anunciaremos son los controles previos y los controles posteriores", dijo Maduro durante una entrevista que ofreció al canal privado Venevisión en la que señaló, además, que se creará un "cuerpo especial anticorrupción para perseguir los centenares de puntos por donde se mete".

Apuntó que el mecanismo ya está prácticamente terminado y sustituirá al Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme), que permitía el acceso a dólares a un tipo de cambio ligeramente más elevado que el marcado por la Comisión de Administración de Divisas de Venezuela (Cadivi), a través de la compra de papel público.

Explicó que este sistema complementario, es "absolutamente distinto a los que han existido" y acompañará a la Cadivi, organismo que regula y se encarga de la distribución de divisas en el país.

El Gobierno venezolano fijó un sistema de control cambiario en febrero de 2003 tras una huelga que durante 63 días mantuvo la oposición política, empresarial y sindical en demanda de la renuncia del entonces presidente, Hugo Chávez.

El Gobierno asegura que pretende atajar la especulación con el dólar, fijado oficialmente en 6,30 bolívares, cuyo precio se duplica o triplica en el mercado paralelo.

Venezuela anunció el pasado 8 de febrero la devaluación de su moneda frente al dólar de 4,3 a 6,3 bolívares, de un 31,7 %, con varias excepciones para sectores que ya habían solicitado divisas, y la modificación de su política cambiaria en aspectos que incluyen algunos organismos de su sistema de control de cambio.