El rey ha abandonado en torno a las 12.50 horas en un automóvil la clínica madrileña La Milagrosa, en la que fue operado de una hernia discal hace seis días y donde ha recibido este sábado el alta hospitalaria para completar su rehabilitación en el Palacio de la Zarzuela.

Don Juan Carlos ha dirigido una palabras a los numerosos informadores que aguardaban su salida en la calle, frente al acceso al aparcamiento del hospital, donde el vehículo que le traslada a la Zarzuela ha aminorado la marcha para que el rey, con la ventanilla bajada, se pudiera despedir de los periodistas: "Gracias por vuestra paciencia y vuestro trabajo a pesar de la lluvia", ha dicho el monarca, que las preguntas de la prensa ha respondido que ya no le dolía la espalda. "Estoy muy bien, no me duele la espalda ni nada", ha afirmado.

El jefe del Estado ha recibido el alta hospitalaria tras cumplir "de forma satisfactoria todo el proceso postoperatorio", según el parte leído por el gerente de la clínica, Gaspar Palet, que firmaban el neurocirujano Manuel de la Torre, responsable de la operación, y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano.

Comienza la segunda fase

"Don Juan Carlos iniciará ahora la segunda fase, domiciliaria, del plan de rehabilitación establecido", concluye la nota, firmada por el neurocirujano Manuel de la Torre, responsable de la intervención quirúrgica, y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano.

Don Juan Carlos comienza ahora un periodo de dos a seis meses para completar su total recuperación, durante el que no realizará ningún viaje, aunque sí reemprenderá sus actividades en la Zarzuela, entre ellas el habitual despacho semanal con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El jefe del Estado ha permanecido hospitalizado desde el pasado domingo a mediodía en esta clínica, donde el doctor De la Torre le extirpó dos segmentos herniados de disco en sendos espacios intervertebrales de la zona lumbo-sacra de la columna, una operación realizada bajo anestesia general que duró unas tres horas.