Antonio Rouco Varela
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela. Víctor López / EFE

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha vuelto a pedir este miércoles una vieja aspiración de la Conferencia Episcopal: que las autoridades públicas garanticen la enseñanza de la religión en las escuelas "conforme a las convicciones de los padres" y "en condiciones equiparables a las asignaturas fundamentales", como las matemáticas.

Así lo ha expresado Rouco en una carta pastoral con motivo de la Jornada Diocesana de Enseñanza, que se celebra los días 8 y 9 de marzo. "En una sociedad pluralista, el derecho a la libertad religiosa exige que las autoridades públicas garanticen la presencia en la escuela de la enseñanza de la religión conforme a las convicciones de los padres y en condiciones equiparables a las asignaturas fundamentales", subraya.

"En esta exigencia de una nueva evangelización -apunta Rouco- adquiere una importancia especial la tarea educativa" y subraya que las instituciones educativas surgidas de la iniciativa de las familias religiosas, las diócesis, los movimientos eclesiales o de ciudadanos católicos "han de ser un lugar de educación integral de la persona por medio de un proyecto educativo".

Rouco ya pidió en diciembre de 2012 que los padres pudieran elegir la lengua en la que iban a ser educados sus hijos.

En el cónclave para elegir al papa

Rouco no podrá asistir a estas jornadas, porque se encuentra en Roma formando parte del cónclave que elegirá al nuevo papa, tras la renuncia de Benedicto XVI. Cardenales de todo el mundo están reunidos desde el lunes 4 de marzo eligiendo a su sucesor.