Iberia se reunirá este miércoles con el Comité de Huelga, al que ha citado tras las dos primeras jornadas de paro de las quince convocadas por los sindicatos, contra el plan de reestructuración de la compañía, que incluye 3.807 despidos.

En este segundo día de huelga, que ha transcurrido sin incidencias destacables en los aeropuertos y cumpliéndose los servicios mínimos, Iberia ha cancelado 76 vuelos, mientras que su filial Iberia Express, 20, su participada Vueling, 56, y su línea regional Air Nostrum, 80, lo que supone un total de 232 anulaciones.

A lo largo de la jornada se esperaba que Iberia convocara al comité de huelga para la reunión, después de que su director de Comunicación, Luis Díaz Güell, anunciara a primera hora que la compañía citará de nuevo a los sindicatos para "acercar posturas", al considerar que hay "obligación" de negociar por ambas partes.

Hay que sentarse y no volverse a levantar hasta que no haya un acuerdo Desde el Gobierno, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha vuelto a pedir a la dirección y a los trabajadores de Iberia que actúen con "responsabilidad" y hagan "sacrificios" para acabar lo antes posible con un conflicto que está perjudicando al turismo, una de las principales fuentes de riqueza de España. La ministra ha llegado a pedir a las partes "por favor" un entendimiento para solucionar el conflicto, añadiendo que "hay que sentarse y no volverse a levantar hasta que no haya un acuerdo". Pastor ha subrayado que no deberían repetirse imágenes de inactividad como las que se vieron en muchos aeropuertos españoles, durante la primera jornada de huelga porque perjudican especialmente al sector turístico.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, se ha manifestado en la misma línea, al hacer un nuevo llamamiento tanto a dirección como a trabajadores de Iberia "para que se sienten y adopten un acuerdo", ante la huelga que, en su opinión, "perjudica muchísimo al sector turístico español y a la imagen de España". Soria ha pedido que se alcance un acuerdo "que vaya en la línea de renuncia por ambas partes" y que permita que Iberia "pueda seguir siendo una compañía importante".

También el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha lamentado la "mala imagen" de España que, a su juicio, deja el paro de Iberia en un momento "muy importante a nivel internacional". González ha subrayado que el derecho de huelga "hay que respetarlo", pero teniendo en cuenta que "no es exclusivo ni excluyente", y que "hay que hacerlo compatible con el derecho de los ciudadanos" a la prestación de servicios o a la movilidad.

Iberia ha logrado contactar ya con casi el 100% de los 71.000 pasajeros afectados por la cancelación de vuelos de esta semana (415 en total en las cinco primeras jornadas de paros), lo que no ha impedido colas en los mostradores de la aerolínea de viajeros que desconocían que sus vuelos habían sido anulados antes de llegar al aeropuerto.

Mas de 30 furgonetas de la policía han custodiado la T4 de Barajas Fuentes sindicales han vuelto a cifrar en más de un 90% el seguimiento de la huelga y, aunque no estaba prevista ninguna manifestación oficial, centenares de trabajadores de Iberia se han concentrado en la T4 de Barajas de forma espontánea, ante un fuerte despliegue policial que impedía el movimiento por varias zonas de la terminal. Después de los altercados del lunes, este martes un fuerte despliegue policial ha acordonado los mostradores de facturación de Iberia y British Airways para evitar incidentes en las dos compañías que, tras su fusión, integran el grupo IAG.

Mas de 30 furgonetas de la policía han custodiado la T4 de Barajas, que presentaba un aspecto tranquilo, con pocos viajeros, aunque han seguido las reclamaciones de afectados por las cancelaciones y las retenciones en los viales de acceso.