El Gobierno dota de un carácter casi privado la polémica visita de Obiang a España

  • Zapatero, Moratinos o el Rey le recibirán, pero no habrá ninguna declaración pública.
  • La prensa guineana habla de una visita "por la puerta grande".
Obiang Nguema (i), conversa con Moratinos. (Gustavo Cuevas / Efe)
Obiang Nguema (i), conversa con Moratinos. (Gustavo Cuevas / Efe)
Gustavo Cuevas / Efe

Que la visita del presidente guineano Teodoro Obiang es incómoda para el Gobierno español lo demuestra el meticuloso cuidado con el que el Ejecutivo ha cuidado la agenda -lo que no ha impedido una cancelación de última hora de la visita de Obiang al Congreso-.

Sin embargo, las difíciles relaciones entre ambos países, combinado con el hecho de que Guinea está entre los principales productores de petróleo de África, llevaron al ministro de Exteriores de España a invitar a Obiang hace apenas unas semanas.

Visita casi privada

La principal medida de precaución adoptada por el Ejecutivo es el carácter casi privado que se le han otorgado a todos los actos que el presidente de Guinea llevará a cabo en España.

Por un lado, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, le recibirá esta tarde en la Moncloa durante una hora, pero no comparecerá ante los medios tras la reunión.

Por otro lado, el rey Juan Carlos lo recibirá en la Zarzuela esta noche, pero será privada, por lo que no habrá discursos.

Además, será el ministro Moratinos -y no Rodríguez Zapatero-, quien almolzará con Obiang hoy. Resulta curiososo que sea un ministro, y no el presidente, quien haga de anfitrión.

Fuerte contraste

Así pues, mientras el Gobierno español ha clasificado dentro de las visitas de trabajo la presencia de Obiang en España, la prensa de su país habla de un viaje "por la puerta grande".

"Pretendemos resucitar unas maltrechas relaciones debido a ridículas incomprensiones y hostigamientos", afirman desde Guinea en alusión a las críticas vertidas por varias ONG sobre la visita de Obiang.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento