Reforma educativa
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, y la secretaria general de Enseñanza de la Generalitat, María Jesús Mier. EFE

La secretaria general del departamento catalán de Enseñanza, María Jesús Mier, ha lamentado este miércoles que el Ministerio no se haya "movido ni una coma" en su planteamiento sobre la reforma educativa, si bien Cataluña seguirá dialogando de manera bilateral y presentará enmiendas al texto cuando corresponda.

"No han aceptado ninguna rectificación, con lo cual el rechazo es total", ha declarado Mier a los periodistas a su salida de la sectorial en la que el ministro José Ignacio Wert ha debatido la Lomce con representantes de las comunidades autónomas y a la que ella ha acudido en sustitución de la consellera Irene Rigau.

Mier ha lamentado que Wert se haya opuesto en rotundo a rebajar las competencias del Estado La secretaria general del departamento catalán de Enseñanza, que ha dicho que con la reunión el Ministerio termina el periodo de consultas con las comunidades autónomas, ha lamentado que Wert se haya opuesto en rotundo a rebajar las competencias del Estado en la elaboración del currículum así como a replantear la cuestión de la lengua, que es "innegociable" y una posición "de país".

La representante catalana, que ha asegurado que a partir de ahora la propuesta de ley seguirá su trámite administrativo, ha anunciado que Cataluña presentará enmiendas al texto cuando el anteproyecto inicie el trámite parlamentario y que seguirá abierta al diálogo. "Intentaremos dialogar y en el trámite parlamentario hacer todas las enmiendas que se puedan para intentar que nuestra posición sea reconocida", ha insistido Mier, quien cree que el Consejo de Estado tendrá "algo que decir" con respecto a la ley.

No obstante, la representante catalana ha dicho que sin un cambio en el artículo 82 el que hace referencia a la cuestión lingüística "el tema es innegociable" por una cuestión de lo que dice el Estatut, la ley de educación, y también la "voluntad política".

Asimismo, la representante catalana ha dicho que varias CC AA han reclamado a Wert que las lenguas cooficiales no sean consideradas de especialidad sino troncales, ante lo que éste ha dicho que intentará encontrar una acepción más "aceptable". "Eso no nos gusta, el catalán debe ser troncal y debe tener la misma consideración que el castellano", ha insistido. Ha explicado además que se celebrará una nueva reunión en enero para tratar fundamentalmente la dotación económica de la ley, que a su juicio podría entrar en colisión con la ley de estabilidad.

El País Vasco ve "incertidumbres"

Por su parte, la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del País Vasco, Cristina Uriarte, ha señalado "incertidumbres" en los ámbitos competenciales de la reforma educativa y se ha mostrado dispuesta a "aprovechar" lo que queda de negociación. "La postura del ministro ha sido abierta y dialogante", según ha comentado la consejera a la salida de la conferencia sectorial presidida por Wert.

Según Uriarte, que se estrenaba en una conferencia sectorial, no se ha avanzado "nada" en la cuestión de competencias y habrá que trabajar todavía sobre el asunto de lenguas cooficiales y lo que la consejera considera "segregación" de alumnos hacia la FP.
Además, ha indicado que queda también todo el trámite parlamentario, pues el País Vasco tiene "mucho que decir". Ha indicado que Wert volverá a reunirse con las comunidades en enero, pero para tratar la parte económica de la ley, que tiene "bastantes inconsistencias"

Andalucía pide que se retire

Asimismo, la consejera andaluza de Educación, Mar Moreno, ha pedido al ministro que retire su reforma educativa y que abra un consenso "más profundo y sereno". Así lo ha explicado Moreno al término de la sectorial entre el ministro y los consejeros autonómicos, la cuarta que se celebra sobre el anteproyecto de la ley.

La consejera andaluza ha destacado que esta reforma va contra "la equidad y la igualdad" de oportunidades al margen de "polémicas legítimas" como las referidas a las novedades sobre la inclusión de una optativa a la asignatura de religión o el tema de las lenguas cooficiales.

El ministerio de Educación "no se ha movido absolutamente nada", según Moreno, que ha expresado su "decepción y tristeza". Por otra parte, fuentes autonómicas han confirmado que el Ministerio volverá a convocar a los consejeros para hablar de la memoria económica de la Lomce.

Wert lo achacha todo a la "mala interpretación"

Por su parte, Wert ha asegurado que el texto de la reforma educativa aclarará de forma "satisfactoria" que el tratamiento de las lenguas cooficiales será "igual" al de las troncales y como el del castellano a efectos de evaluación y de carga horaria.

En la rueda de prensa posterior a la conferencia sectorial, el ministro ha achacado a una "mala interpretación" de los tipos de asignaturas de la reforma -troncales, de especialidad y específicas- la "confusión" sobre las lenguas cooficiales.
"Vamos a mejorar técnicamente lo susceptible de oscuridad conceptual", ha dicho Wert, quien ha asegurado que Cataluña "no ha querido colaborar" en encontrar una fórmula que garantizara la presencia del castellano como lengua vehicular junto al catalán.