José Luis Olivas
El expresidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato (d), y el de Bancaja, José Luis Olivas, en una imagen de archivo. EFE/ARCHIVO

El ex consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, y el exvicepresidente de la entidad y expresidente de Bancaja, Jose Luis Olivas, declaran este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga desde julio el agujero de Bankia-BFA a raíz de una querella de UPyD, a la que siguieron otras del 15M y otras organizaciones.

Las comparecencias de los 33 exconsejeros imputados terminarán el jueves con la presencia en el tribunal de Rodrigo Rato, expresidente de Bankia y exministro de Economía, y otras siete personas. Los exconsejeros del grupo está imputados por estafa, administración desleal, apropiación indebida, falsificación de cuentas y maquinación para alterar el precio de las cosas.

El martes, la exconsejera de Bankia Araceli Mora acusó a la auditora Deloitte de retrasar su informe sobre las cuentas de la entidad que dieron unos beneficios de 309 millones de euros y que al reformularlas arrojaron pérdidas millonarias ante las "negociaciones" que había en el seno de la dirección de la entidad.

Por contra, el exconsejero nombrado a propuesta de IU José Antonio Moral Santín achacó el agujero contable de la entidad a las reformas financieras aprobadas por el Gobierno y dijo ante el juez que no hubo irregularidades en la reformulación de las cuentas.

Los exconsejeros Javier López Madrid y Juan Llopart manifestaron sus "serias" dudas por la reformulación de las cuentas y mostraron su sorpresa por el deterioro contable que mostró la entidad, respectivamente.