Julian Assange padece de afección pulmonar crónica, según el Gobierno ecuatoriano

  • "El Estado ecuatoriano está cubriendo con los gastos médicos del señor Assange y le proporcionamos a él visitas médicas regulares", sostiene Ana Albán.
  • Ecuador ha pedido al Gobierno de Londres un salvoconducto para que el pirata informático pudiera ser tratado en un hospital si su salud se deteriorara.
  • Si Assange abandonara ahora la legación diplomática, los agentes británicos que custodian la Embajada lo detendrían y sería extraditado a Suecia
El fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, se dirige a los medios y a sus seguidores desde un balcón de la embajada de Ecuador en Londres.
El fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, se dirige a los medios y a sus seguidores desde un balcón de la embajada de Ecuador en Londres.
EFE

El hacker australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks, padece de una afección pulmonar crónica que en cualquier momento pudiera agravarse, ha informado este miércoles en Quito la embajadora de Ecuador en Londres, Ana Albán.

Assange, quien se encuentra refugiado en esa legación diplomática desde junio pasado, "tiene una afección crónica en el pulmón que se puede agravar en cualquier momento", reiteró Albán a periodistas, momentos antes de una reunión del cuerpo diplomático de su país con el presidente Rafael Correa.

"El Estado ecuatoriano está cubriendo con los gastos médicos del señor Assange y le proporcionamos a él visitas médicas regulares", sostuvo la embajadora y recordó que el australiano se encuentra "en un espacio reducido" en la legación diplomática a su cargo.

Si Assange abandonara ahora la legación diplomática, los agentes británicos que custodian la Embajada lo detendrían y sería extraditado a Suecia, donde se le acusa de delitos sexuales. Ecuador ha pedido al Gobierno de Londres un salvoconducto para que el pirata informático pudiera ser tratado en un hospital si su salud se deteriorara, según ha indicado su cancillería.

Recientemente, uno de los abogados de Assange, el español Baltasar Garzón, afirmó que su cliente está sometido a un control médico y dijo que, "si bien no es preocupante la situación, no quiere decir que en cualquier momento no comience a serlo".

Assange ha afirmado que es objeto de una persecución política por la divulgación en WikiLeaks de miles de cables diplomáticos delicados para varios países, especialmente Estados Unidos. El australiano, al que Ecuador otorgó asilo en agosto, mantiene que si Suecia lo extradita a Estados Unidos podría afrontar la pena de muerte o cadena perpetua por publicar información confidencial que ha avergonzado a ese Gobierno.

Al respecto, Albán señaló que está a ala espera de una reunión con el jefe de la diplomacia británica, William Hague, o la ministra del Interior, Theresa May, "para hablar de las posibilidades de un salvoconducto o las garantías de que no proceda una segunda extradición".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento