Las protestas populares contra la película Inocencia de los musulmanes, considerada blasfema por satirizar al profeta Mahoma y percibida como una ofensa contra el islam por varios sectores de la comunidad musulmana, se han extendido a 32 países y han causado muertos y graves disturbios.

Los incidentes más violentos se han registrado en Sudán, donde han muerto tres manifestantes tras ser atropellados por vehículos policiales, en el marco de los enfrentamientos ante la Embajada estadounidense, y Túnez, donde dos personas han muerto y otras 29 han resultado heridas frente a la Embajada de Estados Unidos en la capital. Además, una persona ha muerto y alrededor de una veintena han resultado heridas en El Cairo y una persona ha fallecido y 25 han resultado heridas en la localidad libanesa de Trípoli.

Túnez

Al menos dos personas murieron y 29 resultaron heridas en los enfrentamientos que libraron las fuerzas de seguridad tunecinas y los manifestantes que intentaban asaltar la embajada de EE UU en Túnez, según un nuevo balance de víctimas confirmado por el Gobierno del país magrebí. En los choques, las fuerzas de seguridad emplearon munición real y gases lacrimógenos contra los manifestantes, que respondieron lanzando piedras.

La situación alrededor de la sede de la legación se encuentra en una situación de calma relativa, después de que las fuerzas de seguridad lograran evacuar del complejo diplomático norteamericano a un grupo de personas que habían irrumpido allí, arrancaron la bandera estadounidense e izaron un estandarte negro con la profesión de fe islámica (No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta).

Las intensas medidas de seguridad que se perciben en diversos puntos de la ciudad, incluido el centro, no impidieron a un grupo de participantes, muchos de ellos de corriente islámica radical, irrumpir, saquear y quemar parte del Colegio Americano, situado a unos 400 metros de la misión diplomática, según las fuentes.

Fuente: YouTube/Brit Tunis

Líbano

Una persona ha muerto y varias han resultado heridas en la ciudad de Trípoli (norte del Líbano), donde los manifestantes incendiaron un restaurante de la cadena estadounidense de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC). La Agencia Nacional de Noticias del Líbano (ANN) informó de que hubo un muerto y varios heridos en los incidentes, que —agregó— obligaron al Ejército libanés a desplegarse en la zona para intentar calmar la situación.

Incendiaron un restaurante estadounidense de la cadena Kentucky Fried ChickenSegún las televisiones libanesas MTV y LBC, los manifestantes intentaron asaltar también el Ayuntamiento de la localidad, aunque las fuerzas del orden lo evitaron. Para este viernes se había convocado una manifestación de protesta en esta localidad. Este jueves, varios cientos de personas se manifestaron en la plaza de Al Nur, donde corearon lemas como Alá es el más grande y portaron pancartas y banderas negras con el mensaje No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.

La manifestación se desarrolló en medio de estrictas medidas de seguridad y estuvo vigilada por un gran número de soldados y policías. Estos incidentes en Trípoli coinciden con la visita al Líbano del papa Benedicto XVI, que llegó este viernes a Beirut y que esta tarde se trasladará la basílica de San Pablo en Harissa, a 28 kilómetros al norte de la capital.

Jerusalén

Cientos de palestinos se enfrentaron con las fuerzas de seguridad israelíes, después de que éstas les impidieran llegar hasta el Consulado de Estados Unidos en Jerusalén Este donde pretendían protestar contra la película. Tras concluir el rezo del viernes en la mezquita de Al Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, cientos de palestinos se dirigieron hacia la Puerta de Damasco (una de las entradas a la Ciudad Vieja) lanzando gritos contra el film y contra EE UU.

La Policía israelí empleó granadas de shock y otro material antidisturbios para contenerlos. Los manifestantes respondieron lanzando piedras contra los policías, uno de los cuales resultó herido leve, según la edición digital del diario Haaretz. Cuatro manifestantes fueron detenidos tras las protestas.

También en la ciudad israelí de Acre cientos de palestinos se manifestaron contra la película y gritaron llamando a luchar contra quienes intenten dañar al Islam.

FOTO: EFE / Abir Sultan

Gaza y Cisjordania

En la franja de Gaza, gobernada por el movimiento islamista Hamás desde junio de 2007, las protestas tuvieron lugar de forma pacífica tras la oración comunitaria del viernes. La principal manifestación tuvo lugar en la ciudad de Gaza, donde miles de simpatizantes de Hamás y de la Yihad Islámica recorrieron las calles a pie y en motocicletas entre gritos contra el filme y contra Estados Unidos.

Es un ataque al Islam y a los musulmanes en todo el mundoMuchos de los participantes portaban las banderas verdes de Hamás y las negras de la Yihad Islámica. Antes de que los manifestantes tomaran las calles, el primer ministro de facto de la franja, Ismail Haniye, dijo a los congregados en la principal mezquita de Gaza que la película "es un ataque al Islam y a los musulmanes en todo el mundo". "Exhibir ese filme es parte de la política de injusticia y represión hacia las naciones islámicas y de su religión", señaló Haniye, quien exigió a Estados Unidos a "disculparse inmediatamente" con los árabes y los musulmanes.

El dirigente de Hamás pidió mantener las protestas pacíficas con el fin de "ejercer más presión para no volver a presenciar otro intento de atacar al Islam y a la doctrina musulmana en todo el mundo". Por su parte, en Cisjordania, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, condenó en un comunicado la realización y exhibición de la película a la que calificó de "anti-islámica y anti-humanidad"

Por su parte, en Cisjordania, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, condenó en un comunicado la realización y exhibición de la película a la que calificó de "anti-islámica y anti-humanidad". "La religión del Islam no pertenece a nadie, sino que llegó como una bendición para todos los seres humanos", dijo Erekat y destacó que los intentos de ofender al Islam "no pueden ser nunca considerados libertad de expresión, sino racismo y fascismo".

FOTO: EFE / Mohammed Saber

Egipto

Al menos tres soldados colombianos de la ONU en el Sinaí egipcio resultaron heridos durante una protesta contra el cuartel general de este contingente por el vídeo sobre el profeta Mahoma. Los participantes en la protesta irrumpieron en la base militar de la Fuerza Multinacional de Paz y Observadores de la ONU, en la zona de Al Gorah, cerca del Mediterráneo, donde se registró un tiroteo. Las fuerzas del orden han expulsado posteriormente a los manifestantes del lugar.

Además, cientos de musulmanes expresaron en la plaza cairota de Tahrir su ira, mientras el ambiente continuaba tenso en las inmediaciones de la embajada estadounidense. Los manifestantes salieron de las mezquitas tras la oración del mediodía y marcharon hacia Tahrir ondeando pancartas. "No se puede insultar al islam. Aquí en la plaza estamos los musulmanes defendiendo nuestra religión, tanto liberales como islamistas", dijo uno de los asistentes, Sayed Mahgub.

Los propios manifestantes pidieron a los transeúntes extranjeros que se alejasen del lugarGrupos de personas de tendencia ultraconservadora recorrieron Tahrir portando además banderas saudíes y del partido salafista "Al Nur", que convocó la marcha junto a otras formaciones políticas. Los influyentes Hermanos Musulmanes también llamaron a protestar contra la citada cinta de forma "civilizada y pacífica", tras los choques que desde el pasado martes han dejado al menos 250 heridos.

La situación seguía siendo tensa frente a la legación diplomática después de que decenas de jóvenes lanzaron piedras contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos y comenzó a construir un muro para proteger la embajada. Mientras tanto, se han intensificado los mensajes en las redes sociales advirtiendo a los extranjeros de que se abstengan de acudir a la plaza.

Los propios manifestantes pidieron a los transeúntes extranjeros que se alejasen del lugar, mientras que una turba de personas persiguió a un joven de aspecto occidental que huyó corriendo para protegerse en los aledaños de Tahrir.Los efectivos del orden han detenido hasta el momento a al menos 40 personas acusadas de atacar a las fuerzas de seguridad, propiedades públicas y la embajada de Estados Unidos en El Cairo. Desde Roma, el presidente egipcio, Mohamed Mursi, calificó los ataques de "acciones pueriles e irresponsables que no tienen otro efecto que alejar la atención del mundo de los verdaderos problemas como la situación Siria y la cuestión palestina".

FOTO: EFE / Khaled Elfiqi

India, Pakistán, Afganistán y Bangladesh

Cientos de personas se manifestaron en la ciudad meridional india de Chennai (la antigua Madrás), que resultó dañado a pedradas pese a la intervención de la Policía india. Los manifestantes pertenecían al partido Tamil Nadu Muslim Munnetra Kazhagam (TMMK), según distintos medios indios, y una fuente policial confirmó que las fuerzas del orden practicaron breves arrestos para controlar la situación.

Fuimos arrestando gente, pero han sido todos puestos en libertadEstaban manifestándose y fuimos arrestando gente, pero han sido todos puestos en libertad", afirmó un oficial del centro de control policial de Chennai y capital de la región sureña india de Tamil Nadu. De acuerdo con la agencia india PTI, los manifestantes arrojaron piedras contra el consulado, aunque no se produjeron heridos, y algunos llegaron a intentar trepar por las verjas de la legación, situada en la calle de Anna Salai.

El consulado ya había advertido que se esperaban protestas "antiamericanas" para este viernes y sábado por parte de miembros de la minoría musulmana en Tamil Nadu y que. Durante todo el día se han sucedido pequeñas manifestaciones en Lahore o Karachi (Pakistán) o Dacca (Bangladesh), aunque de corte más bien pacífico. También se manifestaron pacíficamente unos pocos cientos de personas en la región de Nangarhad, en el este de Afganistán.

FOTO: EFE / Farooq Khan

Nigeria

Soldados de las fuerzas de seguridad de Nigeria dispararon al aire para dispersar a los manifestantes que se concentraron en Jos, en el centro del país. Lo que comenzó como una marcha pacífica en el centro de la ciudad de numerosos jóvenes que portaban pancartas en contra de la película, desembocó en escenas de caos y confusión cuando soldados comenzaron a disparar al aire para dispersar al público.

Mientras que los ciudadanos allí presentes comenzaron a huir despavoridos del lugar, los vehículos en la zona también trataban de escapar, por lo que se produjeron varios accidentes de tráfico, lo que provocó una mayor confusión. Sin embargo, hasta el momento no se han registrado víctimas, según dijo a la prensa el portavoz de la Fuerza de Intervención Conjunta (STF, sus siglas en inglés) desplegada en Jos, Salisu Mustapha. "Hemos enviado tropas a la zona y simplemente están disparando al aire para asustar a las juventudes y que no se acerquen, pero no ha sucedido nada malo", agregó.

La ciudad septentrional de Katsina también fue escenario de protestas por la cinta que se burla de la figura de Mahoma, donde cientos de musulmanes se concentraron en las calles después de la hora de rezo para expresar su rechazo a la "película blasfema". Los manifestantes, rodeados de policías, portaban pancartas en las que se leía "Muerte a los americanos" y "Al infierno con los que atacan al islám".