Artur Mas tenía una carta en la manga por si perdía Eurovegas. Cataluña acogerá un resort gigante formado por seis complejos turísticos tematizados en partes del mundo, que se convertirá en el proyecto de ocio de mayor envergadura de Europa y uno de los más importantes del mundo, según han anunciado este viernes miembros del Gobierno catalán. Se llamará Barcelona World, supondrá una inversión de 4.740 millones de euros, creará 20.000 empleos directos y estará listo a una velocidad récord, a finales de 2016, antes que el que impulsa Las Vegas Sands, que Mas ya da por perdido.

Así lo han anunciado este viernes en la Generalitat los impulsores de la iniciativa, La Caixa y Veremonte, acompañados de varios consellers. El inversor del proyecto es el grupo Veremonte, cuyo principal accionista es el empresario inmobiliario valenciano Enrique Bañuelos, de 46 años. Conocido como el Donald Trump español y una de las mayores fortunas del España, según Forbes, estuvo al frente de la inmobiliaria Astroc y ha creado en Brasil un grupo inmobiliario y otro agroalimentario.

Todavía se desconoce qué gasto supondrá este proyecto para el Gobierno catalán, que en agosto pidió el rescate, tras solicitar adherirse al Fondo de Liquidez Autonómico y pedir prestados 5.023 millones de euros.

Está previsto que el nuevo resort entre en funcionamiento en 2016. De hecho, los permisos pueden estar listos entre 12 y 18 meses y lo construcción tardará 36 meses. Cada complejo tendrá hotel (en total sumarán 12.000 habitaciones), restaurantes, comercios, teatro, centro de convenciones, casinos, oficinas y servicios, ha explicado el consejero delgado de Veremonte, Xavier Adserà, que ha repasado que estarán inspirados en Europa, Estados Unidos, China, Brasil, Rusia e India.

Un "diamante en bruto"

El macrocomplejo se ubicará en unos terrenos propiedad de La Caixa cercanos al parque temático Port Aventura, entre Vilaseca y Salou (Tarragona).

Pretende captar 10 millones de visitantes al año de ocio familiarEl conseller de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, ha calificado de "diamante en bruto" el territorio en el que se construirá este proyecto multimillonario, de 826 hectáreas, de las que sólo 200 están ocupadas ya por el parque de atracciones Port Aventura.

Al estar ubicado junto a Port Aventura, pretende captar 10 millones de visitantes al año de ocio familiar, y dar empleo a 20.000 personas de forma directa y otras 20.000 de forma indirecta. Según estas fuentes, el proyecto es la 'alternativa' del Gobierno catalán a Eurovegas.

Bien comunicado

La ubicación del proyecto en una de las zonas de Europa que atrae más turismo por su proximidad a la costa y el hecho de que se trate de unos terrenos ya urbanizados y con excelentes conexiones de transporte ha hecho a la Generalitat asegurar que ningún otro proyecto podrá hacerle sombra. De hecho, los terrenos donde se levantará el complejo están muy bien comunicados.

Por carretera hay un acceso directo desde la AP-2. Los terrenos están a un cuarto de hora del aeropuerto de Reus y a una hora y cuarto del de Barcelona. Además, Port Aventura tiene una estación de Renfe propia y el parque está a media hora de la estación del AVE de Tarragona. Los cruceristas también pueden llegar en 20 minutos desde el puerto de Tarragona y en una hora y media, desde el de Barcelona.

Los casinos "son un complemento"

Ya disponen de un 20% del capital necesario para tirar adelante el proyectoDurante la rueda de prensa, el Govern se ha esforzado por subrayar que el proyecto está básicamente relacionado con el ocio y el turismo, y que los casinos son un complemento. Aunque cada hotel contará con uno, el conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha asegurado que no están "obsesionados con el juego" y que se ofrecerá esta posibilidad a los turistas como una más.

Por su parte, el consejero delegado de Veremonte, Xavier Adserá, ha precisado que ya dispone de un 20% del capital necesario para tirar adelante el proyecto, y ha explicado que La Caixa venderá los terrenos donde se ubicará el complejo a Veremonte.

Barcelona World, "incompatible" con Eurovegas

Mas-Colell ha afirmado que el proyecto Barcelona World es "incompatible" con la apuesta que se había hecho por el de Eurovegas por el solo hecho de que las condiciones que imponía el promotor de éste, Las Vegas Sands.  

Como no se comprometió por Barcelona, tiramos adelante con estoEl conseller ha explicado que Las Vegas Sands había impuesto como condición "una congelación de ningún tipo de licencia de juego a partir de este momento; se respetaba lo que ya existía" pero no se podían conceder otras licencias de este tipo. En cambio, Barcelona World sí contará con casinos, aunque Mas-Colell ha pedido "no obsesionarse" con que estos equipamientos estarán en el proyecto recién anunciado, porque serán una oferta más de las muchas que incluirá.

Ha asegurado que Barcelona World es un proyecto muy diferente de EuroVegas, que se basaba en la industria del juego, y que es incompatible con el otro, aunque ha dicho que el contacto con Las Vegas Sands "ha sido una buena relación" y les ha deseado suerte. Además, el conseller de Economía ha recordado que la Generalitat dio a Las Vegas Sands el límite del 30 de agosto para decidirse: "Como no se comprometió por Barcelona, tiramos adelante con esto".

"La competencia es la competencia"

Queremos ser los primeros"Solo con presentarlo (Barcelona World), entra en contradicción" con Eurovegas, ha dicho Mas-Colell, y ha añadido que no le consta que la promotora estadounidense haya tomado aún una decisión.

En cuanto a la posibilidad de que se acabe instalando en Madrid, ha dicho: "La competencia es la competencia, y queremos ser los primeros" y garantizar desde la Generalitat que Cataluña tenga el primer puesto en la industria turística.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.