El presidente de Ryanair.
El presidente de Ryanair, Michael O'Leary,  increpado por trabajadores de Spanair en el aeropuerto de Bilbao en una imagen de archivo. Luis Tejido / EFE

 El presidente de la aerolínea irlandesa Ryanair, Michael O'Leary, ha dicho que los tres aterrizajes de emergencia realizados en julio en España por falta de combustible fue una situación "excepcional", en declaraciones publicadas este viernes por el diario Financial Times Deutschland.

"Cada uno de los tres aparatos tenía suficiente combustible a bordo, por encima de los 90 minutos que se precisan para un aterrizaje. Sin embargo, se vieron obligados a volar en círculo sobre Valencia durante alrededor de una hora. Lo que no es normal", apunta el responsable de la compañía de bajo coste.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) española investiga el caso de los tres aterrizajes de emergencia realizados el pasado 26 de julio por aparatos de Ryanair, después de que se detectara que tenían niveles mínimos de queroseno.

El sindicato de pilotos alemán Cockpit, por su parte, acusó este jueves a Ryanair, a través de ese mismo diario alemán, de  "presionar" al personal de vuelo para que ahorre combustible.

"Ryanair presiona a sus pilotos para que no reposten mucho combustible", afirmó el portavoz de Cockpit, Jörg Handwerg, en declaraciones al rotativo.

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, Sepla, animó a AESA a investigar hasta el fondo lo ocurrido y a comprobar si realiza sus operaciones aéreas de forma segura. El sindicato español ha recordado que denunció en su día la presión ejercida por Ryanair a sus comandantes para minimizar el coste del combustible.