Prima de riesgo
Pantallas informativas de la prima de riesgo en la Bolsa de Madrid. Zipi / EFE

La prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, ha cerrado este martes en 638 puntos básicos en otra jornada negra para la Bolsa española que, arrastrada por las dudas sobre la capacidad de España, ha terminado por debajo de los 6.000 puntos, algo que no ocurría desde marzo del 2003.

El parqué madrileño perdió este martes un 3,58%, con 5.956,30 puntos, en tanto que la prima de riesgo ha marcado un nuevo récord desde que se implantó el euro, después de haber empezado abriendo a la baja (llegó a estar a 615 puntos).

El desplome responde, entre otros motivos, a la incertidumbre sobre la capacidad de España para cumplir con sus obligaciones, después de que Cataluña haya anunciado que estudia pedir auxilio financiero al Estado, al igual que Murcia y Valencia.

La rentabilidad del bono germano está en torno al 1,2%.

El temor a que España no sea capaz de salir adelante provocó el lunes una jornada de infarto  El temor a que España no sea capaz de salir adelante sin la ayuda del Banco Central Europeo (BCE) y se vea abocada a un rescate provocó este lunes una jornada de infarto en los mercados, que afectó en particular a la deuda soberana de España y también de Italia.

No obstante, el sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda italiana frente a la española está muy lejos de la de España, en 513 puntos básicos, con el rendimiento de su bono a diez años en el 6,34%.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha descartado que España vaya a pedir un rescate a sus socios europeos, aunque ha pedido que se actúe contra "las situaciones de irracionalidad en los mercados".

Las primas de riesgo de otros países de la zona del euro evolucionaban de forma dispar, ya que la de Irlanda caía a 508 puntos básicos, mientras que la de Portugal subía a 983 y la de Grecia, a 2.729%.

El Ibex abrió subiendo

El parqué madrileño abrió la sesión de este martes con una subida del 1,21%, lo que llevó al selectivo a situarse en los 6.252,4 enteros (9.01 horas), en una jornada en la que el Tesoro tratará de colocar hasta 3.000 millones en letras.  Si embargo, según transcurría la mañana la tendencia se ha invertido.

En concreto, el selectivo despertaba con la mayor parte de sus valores en 'verde', tras la agitada sesión del lunes, que obligó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a prohibir las operaciones a corto por un periodo de tres meses.

Los inversores estarán atentos este martes a la reunión del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, con su homólogo alemán, Wolfgang Schaeuble, en Berlín después de que Moody's haya puesto en perspectiva negativa la deuda de Alemania, Países Bajos y Luxemburgo por la crisis del euro.

Las principales plazas europeas amanecían también en 'verde', con alzas del 0,08% para Francfort, del 0,5 París y del 0,3% para Milán.

Por último, en el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al dólar y al comienzo de la jornada de hoy el cambio entre las dos monedas se situaba en 1,2120 unidades.