Prima de riesgo
Pantallas informativas de la prima de riesgo en la Bolsa de Madrid. Zipi / EFE

Fin del respiro que daban los mercados a la economía española durante la jornada del viernes. Tras las bajadas del bono español a diez años y la prima de riesgo, que se unieron a las ganancias que experimentaba la Bolsa, la prima de riesgo repuntó y cerró la semana en su máximo histórico, 543,7 puntos, muy lejos de los 533 en los que se situó durante la mañana y una décima por encima del cierre del jueves.

La rentabilidad del bono español a diez años terminó la sesión en el 6,87 %, por debajo del 6,91% del jueves pero todavía cerca del 7%, que es el nivel que los analistas consideran crítico.

La prima de riesgo española sumó 55 puntos básicos en una semana protagonizada por el rescate de la banca española y por la rebaja de la nota del país por parte de la agencia de medición de riesgos Moody's.

Sube la Bolsa

Es la segunda mejor semana de este ejercicio en la Bolsa, que gana el 2,55%

La Bolsa española, por su parte, subió el 0,34% impulsada por el repunte de los mercados internacionales y el avance de los valores industriales y del sector eléctrico, con lo que ha recuperado el nivel de 6.700 puntos, perdido hace un mes.

Con la prima de riesgo en 540 puntos básicos, el Ibex-35 subió 23 puntos, el 0,34%, hasta 6.719 puntos. En la segunda mejor semana de este ejercicio gana el 2,55% y las pérdidas anuales bajan al 21,56%.

De los grandes valores subieron Iberdrola, el 2,7%, y Repsol, el 1,49%, mientras que cayeron Banco Santander, el 0,95%; Telefónica, el 0,39%, y BBVA, el 0,15%.

Bonos y primas de riesgo

Hay que recordar que el bono español es una de las distintas formas que tiene España de refinanciar su deuda en los mercados. Básicamente, el Estado emite un título con un determinado valor que compra un inversor. El Estado se compromete a devolver ese capital en el plazo fijado más un interés. A mayor desconfianza, más intereses hay que pagar para captar la atención del inversor.

Que el interés del bono a diez español esté cerca del 7% demuestra que los mercados desconfían de España y tiene muchos problemas para financiarse en los mercados. Por eso debe ofrecer más intereses: para animar al inversor. Sin embargo, todos los expertos coinciden en que si se mantiene ese interés en el tiempo, España no podrá acudir a los mercados, es insostenible.

La prima de riesgo o riesgo país, por su parte, es un indicador que mide la diferencia entre los intereses del bono alemán a diez años, considerado como un valor seguro o refugio, y su equivalente español. En estos días, tras el rescate a la banca española, el bono alemán ha elevado su rentabilidad —los mercados han valorado que ese rescate demuestra que Alemania es más vulnerable a los problemas de los países en riesgo y ha subido al 1,50%—, pero la prima de riesgo española no ha descendido, algo que habría ocurrido en circunstancias normales.