Discurso sobre el terrorismo en Washington
Bush es ovacionado tras su discurso en la Casa Blanca (Foto: Reuters) Jason Reed/Reuters

El presidente de EEUU, George W. Bush, ha reconocido este miércoles por primera vez la existencia de cárceles secretas de la CIA alrededor del mundo y anunció que 14 prisioneros en esos centros han sido trasladados a la base naval de Guantánamo (Cuba).

Bush aseguró, en un discurso en la Casa Blanca, que el "pequeño número" de detenidos en esas instalaciones incluye a sospechosos de la planificación de los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra Washington y Nueva York y a responsables de atentados contra intereses estadounidenses en Yemen, Kenia y Tanzania.

Fue necesario trasladarlos a un ambiente en el que pudieran ser mantenidos en secreto, interrogados por expertos

"La fuente más importante de información sobre dónde se esconden los terroristas y lo que planean son los propios terroristas", aseguró Bush.

El presidente justificó la existencia de estas prisiones señalando que "fue necesario trasladar a esos terroristas a un ambiente en el que pudieran ser mantenidos en secreto, interrogados por expertos y, en caso de ser apropiado, perseguidos por sus actos terroristas".

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense no había reconocido oficialmente la existencia de cárceles secretas del Servicio Central de Información (CIA), que salieron a la luz el año pasado en un artículo publicado por el diario The Washington Post.

Presuntos miembros de Al Qaeda

Bush reveló que la CIA mantuvo arrestados en sus cárceles a personajes como Khalid Sheik Mohammed, quien se cree era el número tres del grupo terrorista Al Qaeda antes de ser capturado en Pakistán en el 2003.

Otro de los detenidos sería Ramzi Binalshibh, quien supuestamente tenía planes para haber sido otro de los secuestradores del 11-S y Abu Zubaydah, quien se cree tenía un vínculo con el saudí Osama bin Laden y muchas células de Al Qaeda antes de ser capturado en Pakistán en marzo del 2002.

Información clave

Bush defendió el programa al señalar que ha permitido obtener información clave sobre actividades terroristas que permitió prevenir ataques no sólo en EEUU, sino también en Europa y otros países.

Rehusó ofrecer detalles sobre las tácticas de interrogatorio en las prisiones de la CIA, aunque aclaró que pese a ser duras no suponen tortura.

Al amparo de las Convenciones de Ginebra

Aseguró que los 14 cabecillas terroristas que han sido trasladados a Guantánamo recibirán la protección de las Convenciones de Ginebra.

Seguirán siendo tratados con la dignidad que niegan a otros

"Seguirán siendo tratados con la dignidad que niegan a otros", dijo Bush durante su discurso en el que estuvieron presentes familiares de víctimas de los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Bush se refirió también a los juicios que EEUU planea realizar contra los terroristas trasladados a Guantánamo y los que ya están allí y que deben ser aprobados por el Congreso.

El Tribunal Supremo declaró ilegales en junio pasado las cortes militares especiales similares a las utilizadas tras la II Guerra Mundial que Bush planeaba crear para juzgar a los presos en la base estadounidense de Guantánamo.

 Bush había insistido hasta entonces en que su capacidad de comandante en jefe durante una guerra le confería la facultad de establecer esos tribunales, pero según la máxima corte del país, el presidente estadounidense se excedió en sus atribuciones.

Bush indicó que tan pronto como el Congreso autorice las comisiones militares que él propone para realizar juicios contra esos presuntos terroristas los detenidos podrán "hacer frente a la justicia". I