Posiblemente pueda salir en el libro de los récords. Cerca de 200 personas se citaron a cenar en el Vips de la Ribera de Curtidores 43, en el distrito de Arganzuela y se fueron sin pagar, haciendo lo que popularmente se conoce como un 'sinpa'.

Todos iban bien vestidos y había gente de todo tipo de edades, que formaban parte de un clan gitano, según testigos citados por el diario El Mundo,

Algunos incluso se pararon en la puerta para pedir un taxi
El caso es que cuando se acercaba el final de la cena, algunos de los menores que formaban parte del clan se fueron y en el camino se llevaron algunos objetos de la tienda que el restaurante tiene a la salida.

Fue entonces cuando los guardias se distrajeron y el resto de comensales aprovechó para salir.

Pero, lejos de lo que pueda parecer, no lo hicieron de manera acelerada sino tranquilamente. Algunos, incluso, pidieron taxi.

Impotencia policial

Los guardias del local no pudieron hacer nada para frenar a las decenas de personas que se marchaban. Poco más pudo hacer la Policía, que desplazó hasta allí a miembros de las comisarías de Centro, Arganzuela y los Zodiacos.

No hay heridos, ni denuncias, ni agresiones y Vips no se plantea iniciar acciones legales contra los responsables del 'sinpa' masivo.