Israel bombardea la carretera Beirut-Damasco e incomunica Líbano

Las claves:
  • Líbano, incomunicado por tierra, mar y aire.
  • Reacción del Gobierno brasileño a la muerte de 4 de sus ciudadanos.
  • Hezbolá ha negado que sus milicianos hayan lanzado los cohetes.
  • El Ejército israelí, autorizado a utilizar cualquier medio para encontrar a los soldados secuestrados.
Israel intensifica los ataques sobre Líbano (Pavel Wolberg / EFE).
Israel intensifica los ataques sobre Líbano (Pavel Wolberg / EFE).
Pavel Wolberg / EFE

Israel bombardeó esta madrugada un puente de la

carretera de Beirut a Damasco, la principal arteria automovilística y comercial del país, según confirmaron fuentes militares.

Una portavoz del Ejército israelí explicó que lo que se pretendió con el bombardeo de la carretera es "cortar las vías de contrabando de armamento hacia el Líbano, pero, sobre todo, impedir que los dos soldados (capturados el miércoles) puedan ser sacados del país".

Cuatro brasileños muertos

Por su parte, el Gobierno de Brasil confirmó la muerte de 4 brasileños, dos menores, durante los bombardeos.

Brasil ha reiterado su oposición a "este tipo de represalias que no contribuyen nada más que a deteriorar la delicada situación que vive la región" según un comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil, en el que además lamentan "profundamente" la pérdida de sus cuatro ciudadanos en tierras libanesas.

Pesadilla en el Líbano

La pesadilla sobre una nueva guerra se abate desde el miércoles sobre el Líbano, tras el inicio de los bombardeos por parte de Israel.

El jueves, los bombardeos israelíes dejaron inutilizado el Aeropuerto Internacional Rafic Hariri de Beirut, el único que recibe vuelos internacionales, obligando a los aviones a desviarse a Larnaca, en Chipre. Dos aeropuertos militares han sido también bombardeados para impedir su utilización.

Además, la aviación israelí ha bombardeado Sidón, Zahrani, y la región de Tiro, en especial la localidad de Zibquin, en el sur de Líbano, como parte de las represalias por la captura de Hezbolá de dos soldados israelíes.

Por su parte, la marina atacóel barrio Usai del sur de Beirut con tres proyectiles, destruyendo una central eléctrica.

Estos ataques

destruyeron al menos diez puentes que unen el sur con el resto del país y dañaron la sede de la televisión de Hezbolá.

Como consecuencia de los ataques israelíes, al menos 53 personas han muerto y más de 100 han resultado heridas.

Ante esta situación, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha decidido enviar un equipo de tres personas a la región, donde visitarán Israel, los territorios palestinos y Siria, para calmar la tensión.

Cohetes contra Haifa

Por su parte, grupos de milicianos dispararon cohetes "Katiusha" desde Líbano y alcanzaron el jueves la ciudad israelí de Haifa, que se encuentra a unos 50 kilómetros de la frontera y que cuenta 270.000 habitantes, informó la policía local.

Según fuentes del Ejercito israelí, el ataque no ha causado víctimas pero es considerado como un asunto grave por la importancia de la ciudad y porque los cohetes disparados desde Líbano nunca habían llegado tan lejos.

Sin embargo, la Resistencia Islámica, brazo armado del grupo chií libanés Hezbolá (Partido de Dios), negó en un comunicado que sus milicianos hayan lanzado los cohetes contra Haifa.

Previamente, Hezbolá había amenazado en un comunicado con "bombardear" la ciudad de Haifa, si la aviación israelí atacaba los suburbios del sur de Beirut.

Por el momento, Hezbolá ha disparado casi un centenar de proyectiles "katiusha" contra el norte de Israel.

Unos 700.000 pasan la noche en refugios antiaéreos por temor a los cohetes.

Alto el fuego

Por su parte, el Gobierno libanés ha reclamado un alto el fuego general, tras la amplia ofensiva militar lanzada por el Ejército israelí en Líbano en represalia por el ataque de Hezbolá en la frontera con Israel en el que murieron ocho soldados y fueron secuestrados otros dos.

No es el único soldado israelí secuestrado, ya que las milicias palestinas retienen al militar Gilad Shalit.

Para liberarlo, una organización israelí de ultraderecha ha secuestrado a dos trabajadores en Jerusalén bajo la amenaza de matarlos si no queda libre en un plazo de 48 horas, según informa Radio Nacional de España.

30 años de ofensivas

Vídeos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento