Calculadora
Una trabajadora haciendo cálculos. GTRES

El Estado registró hasta febrero un déficit de 20.668 millones de euros en términos de contabilidad nacional, equivalente al 1,94%del PIB, según los datos de ejecución presupuestaria publicados este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El IVA generó 12.343 millones, el 9,8% menos que el mismo periodo de 2011Este balance es el resultante de unos gastos no financieros en términos de contabilidad nacional de 29.807 millones de euros, frente a unos ingresos no financieros que ascendieron a 9.139 millones.

En términos de caja (considerando los ingresos y pagos efectivamente realizados) el Estado tuvo un déficit de 9.196 millones frente al saldo negativo de 5.582 millones de febrero de 2011, lo que supone un aumento del 64,7% que el Ministerio subraya que no debe considerarse indicativo de la evolución que pueden seguir las cuentas públicas a lo largo del ejercicio.

Primeros meses no representativos

Hacienda explica en un comunicado que los dos primeros meses del año no son representativos y que los gastos están condicionados por un aumento de devoluciones y por el adelanto de transferencias por un importe global de 6.000 millones a las comunidades autónomas y a la Seguridad Social.

Asimismo, recalca que la recaudación hasta febrero aún no incluye la mayor parte del incremento del IRPF aprobado el pasado 30 de diciembre, algo que no comenzará a notarse hasta marzo en términos de contabilidad nacional y hasta abril en términos de caja.

El IRPF alcanzó unos ingresos de 14.811 millones, inferiores en un 2,7% a los del mismo periodo de 2011La recaudación hasta febrero cayó el 1,3%, hasta 34.769 millones, de los que la mayoría son ingresos procedentes de impuestos que han disminuido el 8%, como consecuencia fundamentalmente del aumento de las devoluciones de impuestos, sin el cual la caída en términos homogéneos habría sido del 3%.

La recaudación por impuestos directos fue de 14.988 millones, un 7,4% menos que la cifra de 2011, mientras que la correspondiente a los impuestos indirectos fue de 15.867 millones, un 8,4%menos.

El IRPF alcanzó unos ingresos de 14.811 millones, inferiores en un 2,7% a los del mismo periodo de 2011, mientras que el impuesto de sociedades tuvo un saldo negativo de 389 millones, debido a que la recaudación fue menor a las devoluciones, algo que se irá ajustando conforme avance el año.

El IVA generó 12.343 millones, el 9,8% menos, como consecuencia también del mayor ritmo de reembolsos y a la disminución del gasto final sujeto a este impuesto.

Los impuestos especiales recaudaron 3.029 millones, un 3,3% menos, principalmente por el descenso del 7% en la recaudación del impuesto sobre hidrocarburos como consecuencia del menor consumo de carburantes, en tanto que la recaudación de los impuestos sobre el alcohol y el tabaco cayeron el 5,1% y el 0,1%, respectivamente.