Objetos de la red desarticulada por la policía
Objetos de la red desarticulada por la policía.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado dos grupos que colaboraban para explotar sexualmente a mujeres y después "casarlas" a conveniencia. El primero captaba a jóvenes en Rumanía, las trasladaba a España, les privaba de documentación y las obligaba a ejercer la prostitución hasta que saldaban la "deuda contraída". A su vez el segundo falsificaba todo tipo de documentos para tramitar matrimonios fraudulentos entre las explotadas y ciudadanos extracomunitarios.

Operaban en las provincias de Málaga, Granada, Murcia y Valencia y tenían ramificaciones en Alemania y Portugal.

La investigación comenzó el pasado mes de enero de 2011 cuando se tuvo conocimiento de un entramado criminal formado por dos grupos organizados. Uno de ellos estaba compuesto por ciudadanos rumanos y dedicado principalmente a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, en concreto mujeres de su misma nacionalidad. Este primer grupo también estaba íntimamente relacionado con otro, compuesto por ciudadanos rumanos y nigerianos que acordaban matrimonios de conveniencia entre ciudadanos comunitarios y no comunitarios para obtener el permiso de residencia de la Unión Europea. Para ello falsificaban todo tipo de documentos y trasladaban a los ciudadanos no comunitarios (normalmente nigerianos) a España mediante cartas de invitación.

El nexo de unión entre los dos grupos eran las víctimas, mujeres rumanas que eran explotadas en la prostitución y, a la vez, utilizadas para celebrar matrimonios de conveniencia con ciudadanos nigerianos para solicitar el permiso de residencia comunitario. Una vez traficadas a nuestro país, sus captores retenían su documentación hasta que pagaban su deuda a través del ejercicio de la prostitución.

Operaban en Málaga, Granada, Murcia y Valencia y tenían ramificaciones en Alemania y Portugal La organización también utilizaba a las víctimas para falsificar documentos utilizando sus datos originales de filiación, suplantando fotografías o simplemente haciéndose pasar por ellas a la hora de presentar o recoger estos documentos en los juzgados e iglesias de la provincia de Málaga. Los investigadores localizaron el laboratorio donde se realizaban las tareas de falsificación e identificaron a los responsables de las mismas.

Las investigaciones han concluido con la detención de once personas, entre ellas el máximo responsable de la red y el especialista encargado de fabricar las copias de documentos oficiales. En los registros domiciliarios efectuados, en las localidades de La Herradura (Granada) y Benalmádena (Málaga), los agentes se han incautado de maquinaria especializada para falsificar todo tipo de documentos y moneda. Asimismo, los investigadores hallaron 3.770 euros en billetes falsos, 178 billetes de cinco euros y 144 billetes de 20 euros. Es la primera vez que se detectan billetes falsos de cinco euros en nuestro país.