Anagrama de ETA tachado
Vista de una pintada con el anagrama de ETA tachado. EFE

Agentes de la Policía Nacional han trasladado este miércoles desde Francia a los dirigentes de ETA Ainhoa García Montero e Iker Beristain Gutiérrez, detenidos en el país vecino en 2003 y 2007, respectivamente, y que están reclamados por la Audiencia Nacional por el delito de colaboración con banda armada.

Según ha informado el Ministerio del Interior, las autoridades francesas han acordado su entrega definitiva a España.

Ainhoa García Montero, de 37 años, nació en San Sebastián (Guipúzcoa) y fue detenida en mayo de 2003 en el municipio de Saintes, en el suroeste de Francia, cuando era la máxima responsable de los 'comandos' de la banda terrorista.

Por su parte, Iker Beristain Gutiérrez, nacido en Getxo (Vizcaya) el 20 de enero de 1978, fue arrestado en julio de 2007 en la localidad francesa de Saint Thibault des Vignes junto al también miembro de ETA, Liher Rodríguez Arechabaleta.

Falsificación de documentos

Los dos fueron detenidos en un control rutinario cuando acababan de abandonar una vivienda que utilizaban como taller de falsificación de documentos y certificados de matriculación.

Con su arresto, el Ministerio del Interior dio por desarticulado el aparato de ETA dedicado a la falsificación de documentos.

El pasado mes de diciembre, el Tribunal Correccional de París condenó a Beristain a seis años de cárcel por terrorismo y falsificación de documentos.

La organización terrorista anunció el pasado 20 de octubre el abandono definitivo de las armas, para el que  la colaboración con Francia fue un elemento esencial, según ha reconocido España.

El Gobierno español, que preside Mariano Rajoy, ha descartado cualquier dialogo con la banda terrorista mientras no entregue las armas.