Lloret aprueba ordenanzas más restrictivas para combatir el 'turismo de borrachera'

Carga policial en Lloret de Mar.
Carga policial en Lloret de Mar.
ACN

El Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) ha aprobado en el pleno municipal dos ordenanzas, la de vía pública y la de civismo y convivencia ciudadana, con el objetivo de reconducir el modelo de ocio nocturno de la población.

La ordenanza de civismo incluye de manera definitiva algunas de las prohibiciones que se aprobaron por decreto de alcaldía después delos altercados del pasado mes de agosto.

Así, entre las medidas que se contemplan destaca la prohibición y sanción de las rutas de ocio conocidas como pub tours o disco tours; el ofrecimiento, solicitud, promoción, negociación, aceptación directa o indirecta de servicios sexuales en el espacio público; el consumo de bebidas alcohólicas en la calle; la publicidad y exposición masiva de bebidas alcohólicas de más de veinte grados; y las promociones de barras libres, 2x1, happy hours o clubs cards.

En relación a las conductas impropias con afectación del espacio público, según ha explicado el consistorio en una nota de prensa, también se incluye la prohibición de dormir de día o de noche en los vehículos, orinar en la calle o practicar el balconing -este hecho puede ser castigado con multas de hasta 1.500 euros-, además de todas las actitudes vandálicas contra el mobiliario urbano.

El escalado de las sanciones, se incrementa hasta el máximo legal permitido y sitúa las faltas leves con multas de hasta 750 euros, las graves entre 750,01 euros a 1.500 euros, y las muy graves entre 1.501 euros y 3.000 euros. La ordenanza de vía pública, por su parte, también incluye definitivamente prohibiciones ya tomadas en verano de manera provisional como la publicidad manual dinámica (propaganda en mano) o la instalación de máquinas de venta automática de bebidas y alimentos en la vía pública.

La normativa también regula otros aspectos como la venta ambulante, la rotulación y numeración de la vía pública, vados, cortes de calles, mesas y sillas, y actividades y acontecimientos que se realicen en la vía pública. Las ordenanzas, que se aprobaron la noche del lunes, están ahora en exposición pública por si se quiere presentar alegaciones.

Punto de partida, la de Barcelona

El alcalde, Romà Codina, contó que las ordenanzas de Lloret de Mar tenían mucho fundamento con la de Barcelona, "que ya está funcionando y que en su momento fue muy innovadora aunque en algunos aspectos queremos ir un poco más allá".

El documento también regulará la vestimenta de las personas por la calle y solamente permitirá que la gente vaya sin camiseta o en bañador por la fachada de la playa, es decir, por el paseo; una vez cruzado el paseo, la camiseta es imprescindible. En este caso, no obstante, primero se avisará a la persona y en caso de reincidir en la infracción entonces se le multará.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento