Botella busca con qué llenar la Caja de los 300 millones de euros

  • La Federación de Tenis es el segundo inquilino, tras el equipo del Real Madrid de baloncesto, que abandona la Caja Mágica.
  • La 'joya' encargada por Gallardón para la candidatura olímpica está infrautilizada desde su inauguración en 2009.
  • Costó el doble de lo presupuestado, pero apenas ha alcanzado el 40% de su ocupación mientras otros barrios carecen de instalaciones.
Interior de la Caja Mágica durante la celebración del Masters de Madrid.
Interior de la Caja Mágica durante la celebración del Masters de Madrid.
JORGE PARÍS

La Caja de los 300 millones de euros está vacía. La instalación "mágica" de acero y cristal encargada por Alberto Ruiz-Gallardón como emblema de la candidatura olímpica de Madrid 2016 permanece infrautilizada desde su ocupación. Los vecinos del barrio de San Fermín (Villaverde), donde se sitúa, apenas usan las instalaciones y el Ayuntamiento intenta ahora convencer a otro inquilino para que se aloje allí a riesgo de que se queden semiabandonadas.

La Federación de Tenis de Madrid (FTM) abandonará completamente la Caja Mágica a finales de marzo. La entidad, que en julio de 2009 acordó instalar allí su escuela para 500 niños, asegura haber perdido en dos años y medios más de 300.000 euros en gastos no contemplados en el acuerdo de arrendamiento.

Estos corresponderían a los 25 vigilantes de seguridad necesarios, el mantenimiento de los espacios ajardinados o la rehabilitación de las 21 pistas existentes (16 de tierra y 5 duras cubiertas), que según la FTM, recibió en un estado "inservible". El Ayuntamiento, a su vez, le reclama 200.000 euros no abonados por este alquiler.

Ahora, Fórmula 1

Sin embargo, el tenis no es el primer deporte que deja la Caja. Antes, el Real Madrid de baloncesto ya se mudó agosto de 2011 solo un año después de firmar un contrato por cinco temporadas con el Consistorio a razón de 1,1 millones.

La razón de su salida prematura fueron los fallos en el sistema de refrigeración (que no existe en la pista principal) y los robos sufridos por los empleados del club, además de las dificultades de los aficionados para estacionar en un estadio con capacidad para 12.800 espectadores, pero con un aparcamiento de apenas un centenar de plazas.

El Ayuntamiento, según adelantó El Mundo, está en negociaciones con el equipo de Fórmula Uno Hispania Racing Team para que la escudería sitúe en la Caja sus oficinas. Sin embargo, eso no llenará el vacío de la Caja Mágica, que aún mantendría sin ocupar más de la mitad de su espacio disponible.

Gigante... en gasto

La Caja Mágica es un gigante de 82.520 metros cuadrados con tres pistas (con capacidad para 12.800, 3.194 y 2.730 espectadores, respectivamente), cada una con su cubierta retráctil. Incluye la Escuela de Tenis, restaurantes y servicios administrativos y el Media Garden, un jardín junto al lago para la prensa.

Alberto Ruiz-Gallardón se lo encargó al arquitecto Dominique Perrault, quedando presupuestado inicialmente en 120 millones de euros. Su coste, sin embargo, se disparó hasta los 294 millones para las arcas públicas, según se vio obligado a admitir el propio Ayuntamiento.

En septiembre de 2010 el alcalde justificó el desfase como "mejoras sobre el proyecto inicial" que sirvieron para crear "nuevos servicios que no estaban contemplados en los presupuestos".

La realidad es que el Ayuntamiento no tuvo en cuenta, entre otras, que la medida de la cubierta principal era errónea, que las pistas de tenis indoor estaban demasiado juntas, o que la ubicación, en el barrio de San Fermín (Villaverde) y junto al río Manzanares, necesitaría de una cimentación especial. Solo el aparcamiento costó 14 millones de euros. La constructora fue FCC.

¿Cómo llenarla?

El 30 de abril de 2009 la Caja Mágica fue inaugurada oficialmente con la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que respaldaba así la candidatura olímpica de la ciudad. El 9 de mayo de ese año, el Ayuntamiento tiraba la casa por la ventana contratando a la estrella americana Lenny Kravitz para dar el concierto inaugural.

Desde entonces y hasta ahora, la Caja Mágica apenas ha sufrido desgaste, fundamentalmente, por falta de uso. El Real Madrid y la Federación de Tenis han ocupado solo una parte de las instalaciones. El Ayuntamiento ha intentado tirar del carro alojando el Máster de Tenis (una semana y media al año), la competición del ProPaddel Tour, un concierto de la cadena de televisión MTV y la Campus Party.

El resto del tiempo, y según el propio Ayuntamiento, la ocupación no ha llegado al 40%. Eso a pesar de que, como explican a 20minutos.es usuarios habituales, las instalaciones tienen una alta calidad. "Para las pistas de pádel y tenis hay que hacer cola, pero los empleados son muy amables y los precios [6 euros la hora] están muy bien. El resto está vacío. El socorrista de la piscina [5 euros la entrada] está solo", afirman.

En el apartado negativo, los habituales de las instalaciones apuntan que el ayuntamiento no se ha preocupado de la misma manera por el degradado barrio de San Fermín y que tampoco ha hecho nada por mejorar la seguridad. Los coches de los asistentes tienen que ser vigilados de reojo por los empleados que custodian la entrada del edificio.

Antes de abrirse al público las instalaciones estuvieron más de un año y medio cerradas al público. Eso, denunciaron el PSOE e IU, cuando miles de vecinos de Madrid carecían de piscinas en sus distritos; o mientras proyectos como el nuevo polideportivo de La Cebada (La Latina) se paralizaban. La reforma de otros, como el de Vallehermoso (Chamberí) y la piscina del Barrio de La Concepción, permanecían en suspenso.

Ahora, el Ayuntamiento ha cerrado "temporalmente" las pistas interiores y la piscina de la Caja Mágica para hacer obras de acondicionamiento.Ana Botella, que heredó la Alcaldía directamente de manos de Gallardón, ha heredado también el problema de gestionar la Caja Mágica, que vuelve a ser la cabeza del cartel olímpico de la ciudad de cara a 2020.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento