Cristobal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El Gobierno 'popular' ha reconocido que el déficit público ha superado "sustancialmente" la previsión inicial del Gobierno socialista y se estima ahora que alcanzará en 2011 el 8%, dos puntos porcentuales por encima de lo comprometido con Bruselas. Esto confirma la estimación efectuada por la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) el 21 de diciembre, cuyo director, Angel Laborda, dijo entonces que de confirmarse el dato del 8% el ajuste para 2012 tendría que ser mucho mayor de los 16.500 millones anunciados por Mariano Rajoy durante su acto de investidura el pasado 20 de diciembre.

El nuevo dato de déficit obligará, según señaló entonces Laborda, a un ajuste en 2012 de unos 40.000 millones, mucho más del doble que los 16.500 millones previstos por el nuevo gobierno, hace apenas 10 días.

¿Dónde sube el déficit?

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha detallado que la principal desviación se producirá en las comunidades autónomas, que tenían comprometido un déficit público del 1,3 % del PIB.

También se desviará, aunque sólo en "algunas décimas", el de la Administración General del Estado (comprometido en el 4,8 % del PIB), así como el de las corporaciones locales, cuyo objetivo era del 0,3 % del PIB.

La Seguridad Social, que tenía previsto un superávit del 0,4 % del PIB, cerrará el año con déficit, lo que deja al sistema público de pensiones en una situación "menos cómoda", según Montoro.

Según el ministro de Hacienda, la implicación de las administraciones autonómicas en el objetivo de reducción del déficit "es completa" y se buscará la adopción de medidas conjuntas con los gobiernos autonómicos para "atender las situaciones más frágiles".