PP y PSOE garantizarán las pensiones e IU no retrasará la edad de jubilación

  • ANÁLISIS DE LOS PROGRAMAS (IV): POLÍTICAS SOCIALES.
  • El PP propone modificar la ley del aborto, pero no dice cómo; UpyD dice que la política de inmigración debe ser "competencia de la Unión Europea".
  • PSOE e IU incluyen en sus programas la prohibición de anuncios de contactos.
  • OTROS: ECONOMÍA - CORRUPCIÓN Y TERRORISMO - JUSTICIA.
Dos personas mayores charlan mientras otra camina por detrás.
Dos personas mayores charlan mientras otra camina por detrás.
ARCHIVO

Las políticas sociales constituyen uno de los capítulos más amplios dentro de la mayoría de los programas electorales de cara a las elecciones del 20-N. Todo cabe en este apartado, desde la inmigración y la infancia hasta la dependencia o el género. Las medidas más llamativas pasan por la prohibición de los anuncios de contactos, que proponen PSOE e IU, o la modificación de la ley del aborto que incluye el PP. Las pensiones, la violencia de género y la conciliación también preocupan a los partidos. Estas son algunas de las propuestas de los principales partidos:

Familia

El núcleo familiar, en todas sus variantes, es considerado por la práctica totalidad de los partidos como la columna vertebral de la sociedad. El PSOE, para empezar, propone una Estrategia de Ayuda que incluye la equiparación legal de familias monoparentales con dos hijos o con uno con discapacidad con las numerosas, entre otras cosas; CiU, en este sentido, propone ampliar el concepto de familia numerosa a las familias con dos hijos y con las que conviva una persona mayor de 65 años. Para la formación catalana, las familias numerosas deberían tener "más apoyo de la Administración".

La conciliación es un apartado en el que inciden los programas de PSOE, PP y CiU. El partido de Alfredo Pérez Rubalcaba promoverá, si gobierna, un Pacto Nacional por un Mejor Uso del Tiempo; Mariano Rajoy, por su parte, promete incentivos fiscales para las empresas que creen guarderías en sus centros de trabajo -igual que CiU- y promoverá la flexibilización de los horarios, así como el teletrabajo; el partido de Duran i Lleida, por último, opina que en este tema hay que dirigirse las "tanto a mujeres como a hombres, no sólo a las primeras".

En este punto, la maternidad (y paternidad) es importante para todos. IU, que propone en su programa incrementar el porcentaje de gasto público destinado a las familias y la infancia hasta alcanzar, al menos, la media europea del 2,3%, cree que se debería ampliar la duración de las bajas y que se deberían igualar de forma progresiva. CiU impulsará, asegura, los incentivos para que los hombres soliciten los diferentes permisos que la ley les reconoce y, en este sentido, promoverá la "parentalidad positiva". El PP también apuesta por ampliar el permiso de paternidad estableciendo un "periodo mínimo obligatorio".

Infancia

La protección del menor merece atención, por ejemplo, de PSOE, que aprobará si gana una Ley de la Infancia y elaborará un plan de lucha contra la pobreza y la exclusión social infantiles, igual que el PP e IU. Además, modificará el Estatuto de los Trabajadores para dar cuatro días de permiso para uno de los progenitores destinados al cuidado urgente y transitorio de menores de doce años y otros familiares en situación de dependencia. El Partido Popular anuncia que reducirá la exposición de los niños a contenidos audiovisuales "sexuales o violentos" y agilizará los procedimientos de acogimiento y adopción.

El partido de Cayo Lara, por su parte, propone aprobar una Ley orgánica de medidas integrales para combatir la violencia contra la infancia y propone crear la figura de un Defensor de la Infancia y la prohibición en el Código civil "del castigo físico y humillante" como método para educar. CiU "evitará" la desprotección de la infancia frente a "determinadas webs y redes sociales" e impulsará un plan de prevención del consumo de drogas. También propondrá la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial para conseguir que un único órgano judicial vea "todos los procedimientos que afecten a un mismo menor". UPyD propone una Ley Nacional de Custodia Compartida de los hijos menores por ambos progenitores, de modo que la custodia exclusiva sea excepcional.

En cuanto al matrimonio, el PSOE propone que "en ningún caso" se pueda contraer matrimonio con menos de 16 años, edad que CiU eleva a los 18, manteniendo los 16 sólo en circunstancias excepcionales "y con el permiso de un juez". Los convergentes incluirán el matrimonio forzoso como delito en el Código Penal, medida que también adoptará el PP, e impulsarán, por otro lado, la equiparación de derechos en algunos permisos a las parejas de hecho. El PSOE dice que recuperará la Ley de Igualdad de Trato para crear un marco legal para las parejas de hecho.

Violencia de género

Las propuestas del PSOE pasan por crear una "ventanilla única para la atención a la violencia de género", así como por reforzar las medidas de protección de las mujeres cuyos agresores van a salir de la cárcel. También inciden en la protección de los menores, igual que CiU, UPyD y PP, grupo que "mejorará la normativa" para adaptarla a la situación actual. IU, directamente, habla de modificar la Ley Integral para que la violencia de género se defina "como un atentado contra los derechos humanos". UPyD también opta por cambiar la ley, pero porque cree que "atenta contra el principio de igualdad".

CiU se extiende un poco más en este punto: se compromete a impulsar que se deniegue la posibilidad de obtener la nacionalidad española a los agresores, a que se inhabilite al condenado para ejercer cargos públicos y a que se creen más juzgados exclusivos. Modificará, además, la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que las víctimas declaren en el juzgado una sola vez. El PSOE, por último, impulsará un programa contra la violencia en las parejas del mismo sexo, algo que Izquierda Unida también contempla con la creación de una ley más amplia.

Explotación de mujeres

Para combatir la explotación, el PSOE propone confiscar los bienes de los traficantes convictos y que la protección de las víctimas no esté ligada "a la denuncia o posterior testimonio en juicio". Pero su medida estrella es, sin duda, la prohibición de los anuncios de prostitución, que también recoge IU. El partido de Cayo Lara cree "imprescindible la equiparación legal de las víctimas de trata, tráfico y prostitución" y dice que, mientras llega la prohibición de los anuncios de contactos, se elimine la publicidad institucional de los medios que se beneficien con ellos.

El programa de Mariano Rajoy contempla un nuevo plan y un protocolo de ámbito nacional para la atención a las víctimas, como el de CiU, que propone sancionar "a los clientes prostituidores" y reformar el Código Penal para potenciar la protección de los menores de edad en este tema. Subirá, además, de 13 a 14 años la edad para mantener relaciones sexuales consentidas.

Personas mayores

El programa del PSOE plantea una Estrategia Estatal para "erradicar" los prejuicios y la discriminación por razón de edad; CiU llevará esta discriminación al Código Penal para sancionar los malos tratos a personas mayores. Así, los socialistas diseñarán un programa de incorporación de las personas mayores como "eméritos" a las instituciones y otro de salud para la promoción del envejecimiento activo. El PP, por su parte, les garantiza un estatuto "propio" y una protección contra las "malas prácticas y situaciones de abuso". UPyD quiere redefinir el concepto de "familiar a cargo", propone crear plazas residenciales públicas de gestión directa y ampliar la cobertura de centros de día, la atención domiciliaria y la teleasistencia.

CiU, por su parte, facilitará la continuidad en el trabajo de los trabajadores mayores "que así lo deseen" y garantizará pensiones suficientes, una política de salud adecuada y unos servicios de atención social integral. Reclama, eso sí, las competencias sobre el programa de vacaciones y de termalismo social para mayores, que actualmente gestiona el IMSERSO. IU propone la construcción de una red nacional de residencias públicas para mayores.

Dependencia

La Ley de Dependencia está actualmente en vigor. El PSOE se compromete en su programa a desarrollarla plenamente en los próximos años. El PP, por contra, asegura que la modificará "para garantizar un mínimo de asistencia y de calidad en los servicios"; impulsarán, asimismo, la libre elección en los servicios de dependencia. UPyD también la cambiará "para situarla dentro de las competencias del Estado en materia de Seguridad Social". CiU solo habla de la "perspectiva de lograr una gasto estable en políticas de atención a la dependencia del 1,2% del PIB".

En cambio, IU apunta más alto y propone aumentar el gasto social global hasta equipararlo, al menos, a la media europea y alcanzar el 7% del PIB: de esta forma, habría una "dotación suficiente" para el desarrollo de la Ley de Dependencia, para la que exigen financiación y gestión pública. IU pide en su programa que toda persona afectada pueda elegir ser atendida en su domicilio por especialistas o en un centro adecuado a sus necesidades y que el tiempo de espera no exceda de los seis meses. El PNV solo apuesta por el "cumplimiento" de dicha Ley.

Discapacidad

El partido liderado por Rubalcaba se pone 2020 como año tope para "lograr una España libre de barreras": garantizará para entonces "la accesibilidad física de las personas discapacitadas a todos los entornos públicos". Propone el PSOE, además, una nueva Ley de Inclusión Laboral de las Personas con Discapacidad y un Plan de Acción de Mujeres con Discapacidad. El PP asegura que refundirá la normativa de discapacidad y confeccionará "una cuenta satélite de la discapacidad y la dependencia para conocer su dimensión económica".

IU, por su parte, impulsará políticas de apoyo a los ciudadanos con movilidad reducida;  CiU estudia admitir la posibilidad con carácter indefinido (hoy limitado a 4 años) para la percepción de la pensión de invalidez y la percepción de rentas del trabajo inferiores a 1,5 veces el SMI. Además, extenderá los beneficios fiscales para la contratación de trabajadores con discapacidad y pactará deducciones a la Seguridad Social para las empresas que puedan certificar que tienen una atención adaptada y especializada. El PNV "insistirá" en que se eleve el cupo de reserva de empleo público para discapacitados; y UPyD propone un plan de contratación para las empresas que se beneficien de la adjudicación de contratos públicos y subvenciones.

Pensiones

El PSOE se compromete, como CiU, PNV y el PP, a garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, pero los socialistas también aumentarán las de viudedad de quienes la tengan como principal fuente de ingresos, así como las pensiones mínimas con cónyuge a cargo o de personas que viven solas. IU, sin embargo, opina que la reforma del sistema de pensiones públicas debería ser "derogada" y, en su lugar, se debería reforzar el sistema.

El partido de Cayo Lara propone, entre otras cosas, eliminar los topes máximos de cotización, que no se aumente la edad de jubilación por encima de los 65 años, que no se incremente el período de cómputo para calcular la pensión más allá de 15 años, etc. Exige una Ley Orgánica del régimen de pensiones de la Seguridad Social "que supere el Pacto de Toledo". CiU sí cree en el Pacto y también apoya el incremento progresivo de las pensiones más bajas; pero apuesta por la descentralización de la gestión de la Seguridad Social: "no hay ningún motivo por el que la Generalitat no pueda asumir la gestión de la Seguridad Social".

El PNV pide la transferencia a Euskadi de las pensiones y "se compromete" a seguir trabajando por las pensiones de personas viudas y prejubiladas. Por último, UPyD apuesta por incentivar la prolongación voluntaria de la vida laboral e introducir progresivamente el total de la vida laboral para el cálculo de la pensión. Además penalizará fiscalmente las jubilaciones anticipadas en las empresas con beneficios, "de manera que no se lucren con las arcas públicas". También quiere eliminar los privilegios en las pensiones de los diputados y de los parlamentarios autonómicos.

Igualdad

El PSOE implantará un "sistema de cuotas obligatorias" en los consejos de administración de las grandes empresas de forma progresiva, a aplicar en ocho años; IU, que dedica mucho espacio a la mujer en su programa, propone paridad en los órganos institucionales, unos "Presupuestos Participativos con Perspectiva de Género" y un reglamento que instaure de manera obligatoria la paridad institucional. El partido de Cayo Lara, además, propone crear un Ministerio Igualdad de Género/Mujer y se compromete a aumentar el presupuesto de políticas de igualdad hasta alcanzar "al menos un 5% en los próximos 4 años".

IU propone, asimismo, que las listas electorales contemplen realmente un 50% de mujeres. Pretende, como PNV y CiU, erradicar la brecha salarial entre hombres y mujeres e incorporar en el computo del PIB el trabajo reproductivo, que es realizado mayoritariamente por mujeres "y que supondría un 25% de su computo total". Los convergentes quieren modificar la ley para que en las sociedades del IBEX 35 y las que tienen más de 250 trabajadores se logre un 40% de mujeres miembros de los Consejos de Administración.

Aborto

Los únicos que hacen referencia a este apartado en sus programas son el PP e IU. Los primeros dicen que cambiarán la actual regulación "para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores", pero no concretan cómo. Promoverán, además, una ley de protección de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que están en situaciones de dificultad. Los segundos piden la "despenalización total en el Código Penal" de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y que se garantice su práctica en las 24 primeras semanas en la Sanidad Pública. También proponen bajar el IVA al 4% de los métodos anticonceptivos.

Muerte digna

El PSOE es el único partido que habla de este tema, quizá porque es una ley suya y se ha quedado sin aprobar. Rubalcaba se compromete a retomarla.

Inmigración

El PP acabará "con las regularizaciones masivas" y deja claro que para obtener la nacionalidad se deberán conocer los valores fundamentales contemplados en la Constitución y, de manera suficiente, "la lengua, la historia y cultura españolas". Además, sustituirán el sistema de gestión colectiva de contrataciones de inmigrantes por un sistema de puntos que prime la cualificación y tenga en cuenta la cobertura de necesidades especiales.

IU impulsará la aprobación de una Ley de Derechos y Libertades de los Extranjeros que derogue la que está en vigor y eliminará la expulsión "por la simple estancia irregular". Asimismo, cerrará los Centros de Internamiento para Extranjeros -UPyD quiere acabar con su "carácter penitenciario ilegal"- y propone reconocer el derecho de sufragio a los nacionales de países no comunitarios con permanencia legal de al menos dos años. La obtención de la nacionalidad, dicen, tendrá que ser más accesible. Mientras UpyD dice que la política de inmigración debe ser "competencia de la Unión Europea", PNV y CiU reclaman estas competencias.

Los catalanes proponen que para la obtención de la residencia permanente "sea requisito la obtención del arraigo (esfuerzo de integración)"; proponen un período de dos años para hacer un proceso de integración y también un plan de enseñanza del catalán. UPyD, por su parte, propone la creación de un Servicio Nacional de Integración de los Inmigrantes que gestione la realización de cursos de cultura y lengua española gratuitos. En cuanto a los los inmigrantes extracomunitarios, propone revisar la ley para igualar sus derechos con los españoles en materia de residencia y trabajo. El partido de Rosa Díez reconocerá el derecho a la residencia a los cónyuges e hijos de los extranjeros fallecidos en accidentes laborales.

Género

Este asunto es ampliamente abordado por Izquierda Unida, que se centra en todo el colectivo LGTBI (Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales), para el que pide "una Ley Integral contra la LGTBIfobia" que penalice las discriminaciones por orientación sexual o identidad de género. El grupo propone la modificación del artículo 14 de la Constitución para incluir la prohibición de la discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género, que quieren tipificar como delito. Además, propone crear un instituto o servicio, público y gratuito, para la promoción y defensa de la igualdad social del colectivo, por la que se deberá velar también en los medios de comunicación.

IU propone, entre otras muchas cosas, modificar la Ley de Reproducción Asistida para permitir la cesión de óvulos en el seno de los matrimonios entre dos mujeres y el reconocimiento del derecho a la adopción de las parejas de hecho del mismo sexo equiparándolas a las parejas de hecho de distinto sexo. Proponen una modificación de la Ley de Identidad de Género con la participación del colectivo transexual y la supresión de la mención relativa al sexo en el Documento Nacional de Identidad (DNI) y otros documentos oficiales.

CiU incorporará "la transversalidad de género" en las propuestas sindicales y patronales y apoyará "la despatologización de la transexualidad". El PNV se posiciona en su programa "en contra de derogar la ley del matrimonio homosexual". Por último, en la petición de adopción de menores por parejas homosexuales, UPyD impulsará de normas que garanticen la imparcialidad primando siempre el interés del menor. Quieren igualdad en la asistencia integral a transexuales "en la sanidad pública de toda España".

Pobreza y exclusión social

El PSOE impulsará un Plan Nacional de Inclusión Social -CiU también incluye esta medida en su programa- que reduzca en diez años la pobreza y la exclusión y también un gran pacto para aprobar una Ley del Tercer Sector de Acción Social. CiU, además, promoverá la creación de un "Fondo estatal territorializable" para las personas sin hogar y apoyará la creación de un "intergrupo parlamentario" a favor de la población gitana. Por último, promoverá una reforma legal del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento