Berlusconi anuncia que seguirá en política: "No me rindo"

El exprimer ministro italiano, Silvio Berlusconi, saluda a sus simpatizantes a su llegada al Palacio Grazioli de Roma.
El exprimer ministro italiano, Silvio Berlusconi, saluda a sus simpatizantes a su llegada al Palacio Grazioli de Roma.
Massimo Percossi / EFE

Silvio Berlusconi ha afirmado este domingo que ha dimitido del cargo de primer ministro por "sentido de Estado y de responsabilidad" hacia Italia y anunció que seguirá en política y que redoblará sus esfuerzos en el Parlamento y en las instituciones para renovar el país. "No me rindo", sentenció el político italiano.

Berlusconi hizo estas manifestaciones en un mensaje grabado de televisión, en el que expresó su "tristeza" por los ataques e insultos que este sábado le dedicaron miles de italianos en Roma cuando se dirigía a presentar su dimisión ante el jefe del Estado, Giorgio Napolitano. "Frente a los cientos de manifestantes que estaban ayer en la plaza hay millones de italianos que saben que hemos hecho lo imposible por preservar a nuestras familias y a nuestras empresas de la crisis global que ha golpeado a todos los países avanzados, no sólo al nuestro", señaló.

"He dimitido por sentido de responsabilidad y de Estado, para evitar un nuevo ataque de especulación financiera (hacia Italia) y sin que el Parlamento, jamás, me haya retirado la confianza", afirmó el dirigente conservador, de 76 años, en su mensaje, el cual se emitió a la misma hora que la llegada de su sucesor, Mario Monti, al palacio presidencial de Italia para reunirse con Napolitano.

"Esta crisis no ha nacido en Italia"

Berlusconi aseguró que "no existe" una alternativa política a su gobierno, pero que al mismo tiempo están preparados "para favorecer los esfuerzos del presidente de la República para ofrecer pronto al país un nuevo ejecutivo de perfil técnico". Además, recordó que su partido, Pueblo de la Libertad, todavía mantiene la mayoría absoluta en el Parlamento.

"Nosotros cumpliremos con nuestro deber", agregó Berlusconi, que destacó que su Gobierno aprobó en tiempo récord la llamada ley de estabilidad financiera, que incluye las reformas económica exigidas por la UE "y la hemos aprobado en el Parlamento (por el sábado) con nuestros votos".

Esta ley, precisó Berlusconi, contiene más del 50% de las reformas exigidas por Europa y permitirá "demostrar" a los socios europeos y a los mercados que Italia va a mantener sus compromisos.

El exprimer ministro añadió que ha "honrado" así la confianza que le dieron los italianos en 2008, cuando ganó las elecciones.

"Y justo después de la aprobación de la ley, como había anunciado, he presentado mi dimisión. Lo he hecho por sentido de responsabilidad y del estado, para evitar a Italia un nuevo ataque de la especulación financiera. Lo he hecho sin nunca haber perdido la confianza del Parlamento", manifestó.

Berlusconi abogó por que todas las fuerzas políticas, juntas, hagan frente a una crisis "que no ha nacido en Italia, que no ha nacido por nuestra deuda, ni nuestros bancos".

"No ha nacido ni siquiera en Europa, es una crisis que se ha convertido en una crisis de nuestra moneda, que no tiene el apoyo que debe tener, aquel de un banco que garantice a la moneda. Esto es lo que debe hacer el Banco Central Europeo si quiere salvar el euro y Europa", aseguró.

Berlusconi agregó que gracias al apoyo de los italianos ha podido desde 1994 (cuando entró en política) cumplir con sus objetivos para modernizar Italia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento