Un centenar de prostitutas pide a Gallardón negociar "espacios dignos" para sus actividades

  • "Estamos hartas de que nos mantengan en la alegalidad", dicen desde el colectivo en defensa de los derechos de las prostitutas.
  • En la marcha han participado trabajadoras del sexo así como diferentes colectivos y asociaciones que apoyan la concentración.
  • Es la cuarta manifestación que celebra en Madrid el colectivo, que ha solicitado, sin éxito, "un mínimo de diez entrevistas" al alcalde.
Las prostitutas de Madrid, convocadas por el colectivo Hetaira, se han manifestado este domingo, desde Gran Vía a la Puerta del Sol.
Las prostitutas de Madrid, convocadas por el colectivo Hetaira, se han manifestado este domingo, desde Gran Vía a la Puerta del Sol.
Kote Rodrigo / EFE

El colectivo en defensa de los derechos de las prostitutas Hetaira ha convocado este domingo en Madrid a un centenar de personas para pedir al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, una reunión y negociar la búsqueda de "espacios dignos" en los que poder ejercer una actividad que quieren sea legítima y reconocida como una más.

Alrededor de un centenar de personas, la mayoría de ellas prostitutas, se han manifestado en Montera, una calle en la que habitualmente ejercen esta actividad, hasta la Puerta del Sol.

Con una pancarta principal en la que se podía leer: "No a la persecución, negociación de espacios", las trabajadoras del sexo, como se autodenomina el colectivo, han reivindicado los mismos derechos que el resto de trabajadores, el pago de impuestos y recibir del Estado las mismas prestaciones.

"Estamos hartas de que nos mantengan en la alegalidad, queremos que nuestra actividad sea legítima y reconocida como una labor más", han señalado en un manifiesto leído al final de la marcha.

"Unas ciudadanas más"

Las prostitutas, muchas de ellas con careta y que han coreado gritos como "estamos hasta las tetas de tanto político chuleta", han pedido espacios donde poder trabajar tranquilas, con mayor seguridad, limpios, con papeleras, con sitios para descansar, tomar un café, bien alumbrados y con buenos accesos.

Todo esto, están convencidas, ayudará a que la sociedad las vea "como unas ciudadanas más y no como marginales" y a reducir el número de agresiones que reciben. Además, han denunciado estar "hartas" de que se diga que todas son víctimas de trata.

En este sentido, Cristina Garaizabal, portavoz de Hetaira, ha indicado que estas mujeres trabajan de manera voluntaria y quieren encontrar lugares negociados con el Ayuntamiento y el vecindario donde puedan trabajar tranquilas y en mejores condiciones. Esta es la cuarta manifestación que celebra en Madrid el colectivo, que ha solicitado, sin éxito, "un mínimo de diez entrevistas" a Gallardón, según Garaizabal.

Andrea, una transexual que ejerce la prostitución, ha explicado estar en la manifestación para pedir al alcalde una negociación y para no ser discriminada por un trabajo que ha decidido. Tras lamentar que la policía les "acosa con multas", Andrea ha pedido a Gallardón que sea "pionero" en Madrid y les reciba. "Por el momento queremos una negociación con Gallardón", ha insistido Andrea, quien ha opinado que la legalización sería "magnífica", pero hay que ir "paso a paso".

Por su parte, Sara ha criticado que el alcalde de la capital "siempre tenga un silencio por respuesta".

Tono festivo de la marcha

La manifestación ha discurrido entre curiosos, algunos a favor de sus reivindicaciones, otros no, como una señora mayor que les ha increpado, ante lo que las prostitutas han pedido respeto.

La organización ha repartido piruletas con forma de corazón y entre las frases más coreadas: "Ni víctimas, ni esclavas, nosotras decidimos"; "la calle también es nuestra y las putas tenemos derechos"; "las putas insistimos: los políticos no son hijos nuestros"; y "no te hagas más pajas que somos muy majas".

La marcha ha terminado con la canción A quién le importa, un éxito de Alaska, y ha sido apoyada por varios colectivos de gais y lesbianas, entre ellos el COGAM y la FELGTB, además de la Asamblea Transmaricabollo de Sol del Movimiento 15-M, que portaba la pancarta: "Putas y chaperos somos clase obrera".

La respuesta del Ayuntamiento

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid se ha remitido al Plan Municipal contra la Explotación Sexual aprobado en 2009. El Plan prima la atención a las víctimas y se sitúa en la perspectiva de la defensa de los derechos humanos. Tiene como objetivo luchar contra la trata con fines de explotación sexual y recoge las áreas de intervención a través de los dispositivos municipales.

Esta no es la primera manifestación de prostitutas en la capital. Las tres anteriores tuvieron lugar en 2002, 2003, 2005, respectivamente, además de dos concentraciones-caceroladas en 2004 y 2007. El colectivo Hetaira ha animado a las asociaciones que trabajan directamente con personas que ejercen la prostitución a que se sumen como convocantes y a otro tipo de organizaciones (feministas, homosexuales, ciudadanas, vecinales, sindicales) a que apoyen esta movilización.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento