Chacón asegura que los cooperantes están vivos y opta por la discreción

Fotografía que aparece en la web de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura de la cooperante Ainhoa Fernández de Rincón, secuestrada junto al también cooperante español Enric Gonyalons y a la italiana Rosella Urru en la localidad argelina de Rabuni.
Fotografía que aparece en la web de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura de la cooperante Ainhoa Fernández de Rincón, secuestrada junto al también cooperante español Enric Gonyalons y a la italiana Rosella Urru en la localidad argelina de Rabuni.
EFE

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha asegurado este lunes que todos los cooperantes españoles, tanto los secuestrados en Dabaab (Kenia) como los de Tinduf (Argelia), "están vivos", pero ha preferido mantener "la discreción" para lograr el objetivo de que "cuanto antes puedan volver a casa sanos y salvos".

En declaraciones a Antena 3, Chacón se ha referido a los secuestros el pasado 13 de octubre de las cooperantes de Médicos Sin Fronteras (MsF) Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, en Dabaab, así como a los de Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons-, además de un italiano, nueve días después, en los campos de refugiados saharauis cerca de Tinduf.

"Hemos optado por la discreción con el objetivo de que cuanto antes puedan volver sanos y salvos a casa", ha señalado Chacón, antes de añadir que siempre que haya una información sobre los cooperantes que el Gobierno considere que hay que dar, se hará "a través del Ministerio de Asuntos Exteriores".

Ha añadido que el Gobierno está trabajando "con todos los instrumentos diplomáticos, a través de las embajadas de los países de la zona y de los consulados" para que cuanto antes los cooperantes regresen a casa.

Vivos

Los tres cooperantes (dos españoles y una italiana) secuestrados el pasado 23 de octubre en el campo de refugiados saharauis de Tinduf están vivos y en manos de la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), según ha afirmado un mediador a la agencia AFP.

"Los tres rehenes europeos están vivos, un miembro del AQMI ha sido quien nos ha dado la información", ha dicho el mediador, que ha pedido permanecer en el anonimato.

"(AQMI) dice que comunicará sus demandas más adelante, pero que por ahora los rehenes están bien y vivos", indicó la fuente mediadora.

Según la versión de esta fuente, menos de 10 milicianos de AQMI entraron, sin armas, en el campo de refugiados de Tinduf, y fueron simpatizantes del Frente Polisario los que les dieron las armas y les ayudaron a buscar a los rehenes, que trabajaban en el campo.

"Sabemos que dos hombres armados con el uniforme del Polisario permitieron la salida de los vehículos que llevaban a los rehenes", añadió el mediador.

Una semana secuestrados

Desde el inicio de los secuestros, el Gobierno español creó una célula de crisis presidida por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y en la que participan representantes de los Ministerios de Defensa e Interior.

Las últimas noticias que se tenían sobre la situación de los tres cooperantes era sobre el lugar por donde huyeron los secuestradores, que según el ministro de Exteriores saharaui se dirigieron a la frontera con Mauritania antes de entrar en Mali. Sin embargo, fuentes oficiales de Mali niegan rotundamente la versión del Polisario de que se encuentren en el desierto de ese país.

Ainhoa Fernández De Rincón, Enric Gonyalons y la italiana Rossella Urru fueron secuestrados en la noche del sábado 23 cuando se encontraban en las instalaciones en Rabuni donde se alojan los cooperantes extranjeros en los campamentos de Tinduf. El jefe de la diplomacia saharaui explicó que los asaltantes llegaron a Rabuni en un todoterreno y que un segundo vehículo les esperaba cerca de la frontera con Mauritania.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento