Los representantes sindicales de la enseñanza han destacado que la manifestación que este sábado se ha celebrado en Madrid contra los recortes en la escuela pública (la primera de carácter estatal) es una llamada de atención a los poderes públicos y a los ciudadanos sobre los efectos negativos de estas medidas, y una advertencia al futuro Gobierno.

La marcha, denominada por los organizadores "Marcha a Madrid", ha sido convocada por las direcciones nacionales de los sindicatos de enseñanza ANPE, FE-CCOO, CSI-F, FETE-UGT y STES y la Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA).

"Privemos de privatizadores", "Privatizar para endoctrinar" o "Yo también tengo dolores de Cospedal", entre otras pancartas En ella han participado también los líderes de la Internacional de la Educación, formada por 147 sindicatos de la enseñanza con treinta millones de afiliados en todo el mundo; de la organización de sindicatos educativos europeos (CSEE-ETUCE) y de Portugal, Grecia, Italia y Reino Unido.

Entre los miles de manifestantes, muchos han vestido las ya conocidas camisetas reivindicativas de color verde con la leyenda "Educación pública de todos para todos".

En la cabecera de la marcha figuraban, entre otros, los secretarios confederales de UGT, Cándido Méndez, y de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, acompañados por los máximos responsables de la organizaciones convocantes y de líderes sindicales regionales. Una pancarta con la inscripción "Contra los recortes, en defensa de la educación pública" ha encabezado la manifestación, en la que también está el coordinador general de IU, Cayo Lara.

Los asistentes a la marcha han portado pancartas en las que se puede leer: "Privemos de privatizadores", "Privatizar para endoctrinar" o "Yo también tengo dolores de Cospedal".

Advierten al futuro Gobierno

En declaraciones a los periodistas, Méndez (UGT), que ha resaltado que esta manifestación es una demostración de que los trabajadores de la enseñanza "no están solos", ha calificado de "suicidas" las políticas de recortes porque "ponen en grave riesgo el futuro del país. Un futuro poco productivo con grandes desigualdades".

En cuanto a los representantes del sector de la enseñanza, el secretario general de FE-CC OO, José Campos, ha destacado que se trata de una movilización "de lucha para intentar parar por todos los medios los recortes y que no se extiendan".

Es también "un mensaje al próximo gobierno de España para decirle que con la educación no se juega" y ha advertido de que, aunque esta es la primera marcha, seguirá habiendo movilizaciones "si persisten los recortes".

En similares términos se ha pronunciado Nicolás Fernandez, presidente nacional de ANPE, para quien esta movilización ha sido "una llamada de atención a todos los poderes públicos sobre la importancia de la educación para salir de la crisis".

Reivindicaciones de varias Comunidades

Esta manifestación se ha celebrado en Madrid (donde ha habido ya seis jornadas de huelga de docentes) después de varias movilizaciones autonómicas en comunidades como Castilla-La Mancha, Galicia y Navarra.

Han protestado por el aumento de las horas lectivas del profesorado en los niveles de la educación pública, lo que supondrá dejar de contratar, según los sindicatos, a miles de interinos y una merma de la calidad educativa, y para advertir a otras administraciones y al próximo Gobierno de la nación contra la "tentación" de aplicar "recortes".

También se han sumado el Sindicato de Estudiantes, el partido ecologista Equo y miembros del colectivo 15M, que han acudido a título personal.

Los primeros minutos de la marcha han transcurrido en tono festivo con globos y una charanga que acompaña a la marcha a lo largo de la calle Atocha.

La manifestación ha concluído en la Plaza de Jacinto Benavente, donde la actriz Pastora Vega ha dado lectura a un manifiesto conjunto de defensa de la educación pública.

"Si hay algún camino para la libertad y la justicia, es el de la educación", decía la declaración de los convocantes, además de acusar a "los gobiernos" en general de hacer "pagar a la enseñanza una crisis que ella no ha causado".

Han abogado por aumentar el prestigio de la educación pública y su profesorado y por financiarla "adecuadamente", sin que se vea afectada por "los recortes presupuestarios". Así, han propuesto que, "en vez de decapitar programas y reducir plantillas, se busquen fórmulas para aumentar la inversión".

Consulta aquí más noticias de Madrid.