Las conclusiones de la conferencia internacional sobre el final del terrorismo de ETA celebrada este lunes en San Sebastián reclaman a la banda el cese "definitivo" de la violencia y a los gobiernos español y francés que accedan a negociar con los etarras exclusivamente sobre "las consecuencias del conflicto".

La declaración final ha sido leída en inglés por el ex primer ministro irlandés Bertie Ahern, quien ha comparecido en el exterior del Palacio de Aiete de San Sebastián acompañado de las otras cinco personalidades internacionales que han presidido el encuentro: el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan; la ex primera ministra de Noruega, Gro Harlem Bruntland; el líder del Sinn Fein, Gerry Adams; el exministro francés de Interior y Defensa Pierre Joxe; y Jonathan Powell, quien fue jefe de gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair.

El texto final contiene una introducción y cinco recomendaciones a modo de conclusiones del encuentro. El primer punto llama a ETA a "hacer un declaración pública de cese definitivo de la actividad armada y a solicitar diálogo con los gobiernos de España y Francia para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto".

Los integrantes de la conferencia han pedido asimismo a ambos ejecutivos que den la "bienvenida" y "acepten" iniciar "conversaciones para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto", que la declaración no detalla, pero que es una fórmula con la que habitualmente se alude a cuestiones como la situación de los presos de ETA y el desarme de la organización terrorista. También han instado a que se adopten "pasos profundos para avanzar en la reconciliación, reconocer, compensar y asistir a todas las víctimas, reconocer el dolor causado y ayudar a sanar las heridas personales y sociales".

Terceras partes observadoras o facilitadoras ayudan al diálogo Los representantes internacionales han apelado a su experiencia en "resolver conflictos" para sugerir a los "actores no violentos" y a los representantes políticos que "se reúnan y discutan cuestiones políticas así como otras relacionadas al respecto, con consulta a la ciudadanía, lo cual podría contribuir a una nueva era sin conflicto". "En nuestra experiencia terceras partes observadoras o facilitadoras ayudan al diálogo. Aquí el diálogo también podría ser asistido por facilitadores internacionales si así fuese decidido por las partes involucradas", reza el texto. El quinto punto expresa la disposición de las personalidades internacionales de "organizar un comité de seguimiento de estas recomendaciones".

En su introducción, Ahern ha explicado que los expertos internacionales han acudido a San Sebastián convencidos de que "ha llegado la posibilidad de finalizar la última confrontación armada en Europa", pero conscientes de que no tienen ni el "derecho" ni la "autoridad" de dictar a la ciudadanía de este país, a sus diversos actores y a sus representantes políticos, qué se debe hacer". El portavoz de los líderes internacionales ha reconocido que "lograr una paz duradera nunca es fácil" y requiere "valentía, voluntad de tomar riesgos, compromisos profundos, generosidad y visión de hombre de Estado".

"Cuando hay una oportunidad para alcanzar la paz debe ser aprovechada", ha dicho Ahern, quien ha insistido en que "la creciente exigencia de la ciudadanía de este país y sus representantes políticos para superar el conflicto mediante el diálogo, la democracia y la completa no violencia ha creado esta oportunidad", ha añadido. "Creemos que es posible terminar hoy con más de cincuenta años de violencia y alcanzar una paz justa y duradera", ha afirmado.

La lectura del texto ha sido seguida en los jardines de la Casa de la Paz donostiarra por los más de 50 integrantes de los partidos y organizaciones sociales que han participado en esta conferencia, a la que no se han adherido ni el PP ni UPyD.  Desde el principal partido de la oposición, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró que las personalidades extranjeras que acuden "no tienen ni puñetera idea" sobre el conflicto.

Annan pide "valentía"

Precisamente una de esas personalidades en la conferencia ha sido Kofi Annan, cuya intervención en la reunión, celebrada a puerta cerrada, ha sido difundida después a los medios.

El ex secretario general de la ONU ha mostrado su compromiso con el fin del "último conflicto armado de Europa", un objetivo que, según su experiencia, exige una "valentía extraordinaria" a todas las partes y sustituir la violencia por "el diálogo y la política".

Otras intervenciones en la conferencia

Algunos partidos políticos españoles también dieron a conocer su postura en esta conferencia, celebrada a puerta cerrada. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha exigido a ETA que "decida y comunique cuanto antes su definitiva desaparición". En su discurso ante los participantes en la conferencia Urkullu ha abogado por "mirar adelante con el recuerdo de las víctimas, del sufrimiento y del dolor causado".

ETA nunca debió existir Urkullu ha sostenido que "ETA nunca debió existir", ya que "el crimen es siempre el crimen" y "no hay patria, ni religión, ni ideal que justifique un asesinato, ni la coacción, la extorsión o la persecución". El presidente del PNV ha reivindicado una "paz por paz, sin contrapartidas políticas de ningún tipo", aunque dice "no ser ingenuo" ya que "la paz tiene un precio o muchos precios" y "genera intereses contrapuestos".

Por su parte, Eusko Alkartasuna (EA) ha propuesto la constitución de una mesa de partidos para tratar el "conflicto político" y de otra mesa "técnica" en la que ETA y los Estados español y francés discutan sobre "presos" y "desarme". El secretario general de EA, Pello Urizar, ha explicado  la "hoja de ruta" que su partido, integrante de Bildu, propone para "la resolución del conflicto político en Euskal Herria", que a su juicio debe "realizarse en ausencia total de violencia y en torno al diálogo político y las vías democráticas".

Sin representación de los gobiernos central y vasco

En esta reunión tampoco ha habido representación del Gobierno español, que ha mostrado su "respeto" por la conferencia, ni del Ejecutivo vasco, cuyo lehendakari, Patxi López, dijo este domingo en Nueva York que espera que de la conferencia salga "la exigencia a ETA para que abandone todas las actividades terroristas".

Que aprovechen esta oportunidad para poner el punto y final"Si a ETA y a sus entornos les hace falta para escenificar su final definitivo, quiero decirles que aprovechen esta oportunidad: que la aprovechen de verdad para poner el punto final", destacó López.

La reunión, organizada por Lokarri, el Grupo Internacional de Contacto, Berghof Foundation, Conciliation Resourcers, The Desmond and Leah Tutu Legacy Foundation y NOREF, ha creado importantes expectativas sobre el próximo paso a dar por ETA, de la que desde distintas instancias se espera que anuncie su adiós a la violencia.

Perfil de los principales participantes

  • Kofi Annan (Kumasi, Ghana, 8 de abril de 1938), séptimo Secretario General de Naciones Unidas (1997-2006) y galardonado, junto a la ONU con el Premio Nobel de la Paz (2001). Está en posesión además del Premio Sajarov de Derechos Humanos y del Premio Indira Gandhi para la paz, ambos de 2003.
  • Gerry Adams (Belfast, 6 de octubre de 1948), presidente del Sinn Fein (antiguo brazo político del Ejército Republicano Irlandés, IRA), era el máximo dirigente de esta formación cuando se firmaron en Stormont (Irlanda del Norte) en 1998 los acuerdos de Viernes Santo, que supusieron el inicio del proceso de paz norirlandés. Ha visitado Euskadi en numerosas ocasiones invitado por la izquierda abertzale.
  • Patrick Bartholomew Ahern (Bertie Ahern, Dublín, Leinster, 12 de septiembre de 1951), ex primer ministro irlandés (1997- 2008), fue igualmente uno de los impulsores de la firma del Acuerdo del Viernes Santo (1998). Forma parte desde hace tres años de un grupo de trabajo del Foro Económico Mundial creado para abordar la resolución de conflictos en el mundo.
  • Jonathan Powell (14 de agosto de 1956), diplomático británico y exjefe del gabinete de Tony Blair, fue el principal negociador del gobierno británico con el IRA en el proceso de paz en Irlanda del Norte. Powell fue además uno de los firmantes de la Declaración de Bruselas (2010), en la que personalidades internacionales instaban a ETA a declarar un alto el fuego permanente y verificable.
  • Gro Harlem Bruntland (Bærum, 20 de abril de 1939), ex primera ministra noruega (1981, 1986-1989, y 1990-1996), ex directora general de la OMS (1998-2003) y enviada especial de la ONU para el cambio climático, es además miembro de The Elders, grupo de figuras internacionales por la paz creado por Nelson Mandela y está en posesión entre otros, del premio Carlomagno (1994).
  • Pierre Joxe (Paris, 29 de noviembre de 1934), miembro del Consejo Constitucional de Francia entre 2001 y 2010, ha sido ministro de Interior y de Defensa, y presidente del grupo socialista en la Asamblea francesa..