La agencia de medición de riesgos Moody's rebajó la calificación de la deuda soberana de Italia en tres escalones, desde Aa2 hasta A2, con perspectiva negativa, una revisión a la baja que atribuyó a los elevados niveles de deuda pública del país.

Según un comunicado de la agencia, la rebaja es consecuencia de los sobresaltos financieros que puede sufrir el país ante los altos niveles de deuda en la zona euro.

Moody's recordó que el pasado 17 de junio dispuso la revisión para una posible rebaja de la calificación de la deuda soberana de Italia, lo que finalmente ha ocurrido, aunque ha mantenido la nota de "Prime-1" para la deuda a corto plazo del país europeo.

Incremento de los riesgos de financiación

La agencia de calificación respaldó su decisión por "el incremento de los riesgos de financiación a largo plazo para los países de la zona euro con altos niveles de deuda pública, como Italia", un país para el que prevé que su nivel de empréstito alcance el 120 % del Producto Interior Bruto (PIB) este año, por encima del 104 % que registraba al comienzo de la crisis económica.

Moody's señaló asimismo que la rebaja está motivada por el creciente peligro sobre el crecimiento económico del país debido a "debilidades estructurales" y a unas peores perspectivas de crecimiento a nivel global.

Además, la agencia atribuyó esta rebaja a las dificultades para que el Gobierno italiano pueda "cumplir con sus compromisos de consolidación fiscal y revierta la tendencia adversa registrada en su deuda pública", debido a "las incertidumbres políticas y económicas".

El pasado 19 de septiembre otra de las grandes agencias de calificación a nivel mundial, Standard & Poor's, decidió también revisar a la baja la nota que le concede a los bonos italianos, y en ese caso lo hizo desde "A+" hasta "A", también con perspectiva negativa.

Relanzar la economía italiana

El Gobierno italiano ha señalado que esperaba la decisión de la agencia Moody's de rebajar la calificación de la deuda soberana de Italia. Ante esto, ha subrayado que el Ejecutivo sigue trabajando con el objetivo de sanear las cuentas públicas del país y que presentará en breve un nuevo plan para relanzar la economía del país.

Corremos el riesgo de que la desconfianza nos hundaUnas medidas a las que debería sumarse en los próximos días un nuevo plan para relanzar la economía, como anunció el propio Berlusconi el pasado lunes, después de que el Ejecutivo italiano revisara a la baja sus previsiones de crecimiento.

El Parlamento del país transalpino aprobó el pasado mes de septiembre un plan de ajuste presupuestario de cerca de 54.000 millones de euros con el que espera sanear las cuentas del país y lograr el equilibrio presupuestario en 2013.

Por otro lado, el líder del opositor Partido Demócrata (PD), Pierluigi Bersani, señaló que la rebaja de Moody's es "un mazazo" y agregó: "Italia es mejor que ese rating, pero, si no hay un cambio, corremos el riesgo de que la desconfianza nos hunda".