Foto reunión Zapatero - Imaz
José Luis Rodríguez Zapatero (d), con el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, a quien recibió hoy en el Palacio de la Moncloa. Bernardo Rodríguez/EFE

Al término de la reunión, Imaz, que llegó poco antes de las 10:30 horas al Complejo de la Moncloa, manifestó que "hay motivos para un optimismo prudente".

El líder del PNV insistió en que es "necesario constatar que la violencia ha desaparecido", para lo cual "se necesitarán varias semanas". 

Esta verificación del cese de la violencia resulta imprescindible para el dirigente vasco para que pueda llegarse a la negociación política.

Una vez se produzca ésta, y en un escenario de ausencia total de violencia y "tolerancia cero", se constituiría el foro de diálogo multipartito, con representación de todos los partidos y donde se trabajaría por un acuerdo integrador.

El secreto de una negociación exitosa

Para el PNV, la clave de una solución en el futuro está basada en el binomio de "no imponer, no impedir".

Así, explicó que se trata de "no imponer en Euskadi mayorías políticas que no cuenten con una adhesión inferior a la que tuvo el Estatuto de Guernica en su momento" y, a su vez, "no impedir que los acuerdos políticos puedan tener su traslado al marco jurídico-político a través de un acuerdo de las instituciones del Estado".

Contar con el PP

A preguntas de los periodistas, Imaz aseguró que espera que el PP, un partido que "ha sufrido mucho" en el País Vasco, pueda tomar parte en el futuro diálogo multipartito, máxime cuando fue una de las partes que colaboró y que celebra anualmente el Estatuto de Guernika.

Imaz espera que el PP pueda tomar parte en el diálogo multipartito que tendrá lugar cuando se constante el fin de la violencia

Imaz aseguró que en la resolución de mayo de 2005, días después de las elecciones vascas, ya se aventuraban algunos de los pasos que ahora se están dando, siempre y cuando se llegara al fin de la violencia.

El espinoso tema de los presos

En cuanto al tema de los presos, Imaz manifestó que ya se estudió un acercamiento en las semanas posteriores a la tregua de 1998, cuando gobernaba el PP, y que por tanto no debería sorprender que se produjeran cambios en ese sentido.

"La clave es el acuerdo político" porque el "marco jurídico-constitucional permite perchas legales y elementos que pueden dar en determinado momento cauce a un acuerdo político, en los términos que el PNV plantea", declaró Imaz.

El presidente del PNV no quiso responder a las declaraciones que Otegi hizo esta mañana, en las que pedía que se constituyera de forma inmediata la mesa de partidos, asegurando que no "quiero seguirle el juego".

Apoyo al Gobierno

Al término de su intervención, el Secretario de Estado de la Comunicación, Fernando Moraleda, hizo un breve repaso de lo que han sido los diez encuentros del presidente Zapatero con otros tantos líderes de otras formaciones políticas.

Además de a Imaz, Zapatero ha recibido en La Moncloa a Mariano Rajoy (PP), el lehendakari Juan José Ibarretxe, Josep Antoni Duran i Lleida (CiU), Joan Puigcercós (ERC), Josu Erkoreka (PNV), Paulino Rivero (CC), Gaspar Llamazares (IU), Francisco Rodríguez (BNG), José Antonio Labordeta (CHA), Begoña Lasagabaster (EA) y Uxue Barkos (Nafarroa-Bai).

Moraleda ha manifestado que después de estos contactos, el Gobierno dispone del "apoyo explícito" de las fuerzas políticas.

NOTICIAS RELACIONADAS