Vertido de crudo
Una mancha de crudo en el mar, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Una plataforma del Mar del Norte (a 180 kilómetros de la ciudad escocesa de Aberdeen) propiedad de la petrolera Shell sufrió en la noche del viernes al sábado un vertido de petróleo que, según la compañía, está controlado.

Este sábado, Shell informó de que el vertido afectó a un área de 31 por 4,3 kilómetros, aunque no especificó la cantidad de crudo, que confía en que se disperse de forma natural por la acción de las olas, con lo que no se espera que alcance la costa.

El primer ministro escocés, Alex Salmond, señaló en declaraciones a la BBC que dicha cantidad podría estar en el entorno de 100 toneladas, por lo que se trata de un derrame "serio", aunque aseguró que se han tomado las medidas adecuadas para tenerlo bajo control en el menor tiempo posible.

Se trata de una "cantidad limitada de crudo que puede haberse expandido" Como consecuencia, uno de los pozos de la plataforma Gannet ha sido clausurado, pero la compañía petrolífera no ha aclarado tampoco si la producción se ha visto reducida.

La compañía puso en funcionamiento un vehículo por control remoto para examinar el escape bajo el mar, mientras que un carguero especializado en limpieza de vertidos y un avión de observación fueron enviados a la zona, a 112 millas al este de Aberdeen.

El carguero continúa en las inmediaciones para actuar en caso de que sea necesario, mientras que el personal de la plataforma, que sigue en funcionamiento, está a salvo y continúa trabajando, subrayó la empresa, que también destacó que mantiene informadas a las autoridades.

En sus declaraciones a la BBC, Alex Salmond, aseguró que se iniciará una investigación sobre el vertido porque la obligación de la industria petrolera es que haya "cero" incidentes de este tipo.

Un portavoz de Shell confirmó el vertido, que se originó en la conexión entre un pozo y la plataforma Gannet Alpha, y explicó que se tomaron las medidas para detener el vertido y tratar de aislarlo, así como para reparar el desperfecto que lo provocó.

 

Investigan el incidente

El Departamento de Energía y Cambio Climático de Reino Unido, por su parte, ha manifestado que está en contacto con Shell y que está investigando el incidente por las vías habituales. El portavoz de este organismo ha subrayado que se trata de una "cantidad limitada de crudo que puede haberse expandido", citando a la propia empresa petrolífera, si bien las autoridades están abordando este asunto de manera seria.

Asimismo, un portavoz del Gobierno escocés ha señalado que las autoridades están gestionando la situación y que mantendrán informados a los diversos ministerios implicados en este asunto en coordinación con la Marina escocesa y la propia Shell.

La directora de las campañas del grupo ecologista Amigos de la Tierra de Escocia, Julia Swann, ha insistido en que "cualquier fuga, por pequeña que sea, debe servir como una señal de alarma y emplazarnos a optar por una futura energía renovable y limpia, antes que continuar invirtiendo en el sucio crudo".

La plataforma Gannet ha producido diariamente un total de 13.500 barriles diarios entre enero y abril de este año, según ha informado la cadena británica BBC.