Christine Lagarde culpa a la presión de los mercados de los problemas de deuda de Italia

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
Kevin Lamarque / REUTERS

La directora gerente del FMI, la francesa Christine Lagarde, dijo este lunes que los problemas que afronta Italia obedecen "fundamentalmente" a la presión de los mercados, aunque añadió que el país necesita crecer más.

"El crecimiento italiano tiene que mejorar, lo que es esencial para restaurar la normalidad en Italia, además de las medidas de consolidación fiscal ya aprobadas" para lograr un déficit del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, afirmó Lagarde en un encuentro con un pequeño grupo de periodistas.

"Algunas de las cifras italianas son excelentes", dijo Lagarde, quien señaló que el déficit primario del país "es uno de los más bajos".

Apuntó, por lo demás, que la deuda italiana tiene "características muy particulares", ya que un gran porcentaje está en manos domésticas.

Aun así reconoció que "Italia afronta claramente problemas en estos momentos que fundamentalmente responden a la presión de los mercados a los que estoy segura el Gobierno italiano y sus socios prestarán mucha atención".

Lagarde hizo estas declaraciones en medio del temor a que la crisis griega se contagie a la tercera mayor economía de la zona euro, lo causó que la prima de riesgo de Italia superase este lunes la barrera psicológica de los 300 puntos básicos.

Al cierre del mercado, el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán al mismo plazo se situó en 300,7 puntos básicos, lo que supone un nuevo récord desde que Italia entró en el euro y hace que, en las últimas horas, la prima de riesgo de Italia haya subido más de 40 puntos básicos.

"Mucha inestabilidad"

"Tenemos mucha inestabilidad en estos momentos", reconoció Lagarde, quien subrayó que el objetivo general del FMI es intentar ayudar a calmar la situación.

La exministra de Finanzas francesa no quiso pronunciarse sobre la posible reestructuración de la deuda griega.

"Lo último que quiero en estos momentos, dadas las conversaciones sobre la participación del sector privado, es echar más leña al fuego o hacer una declaración que se pueda malinterpretar", explicó.

Evitó, también, decir si las agencias de calificación de riesgo contribuyen a exacerbar la desconfianza imperante en los mercados. "Juegan un papel, sin lugar a dudas", afirmó sin querer dar más detalles al respecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento