Comisiones bancarias
En los últimos años ha crecido la cuantía de las comisiones bancarias. ARCHIVO

Comisiones. Esa palabra odiada cuando nos referimos a las de los bancos y cajas de ahorros. Lo que para las entidades financieras es un precio a pagar por unos servicios prestados, para muchos ciudadanos, por no decir la mayoría, es un mecanismo para lucrar aún más a unas empresas cuyos directivos ganan al año sueldos desorbitados. Incluso el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha comentado que los "obscenos" salarios de los banqueros están detrás de la "eclosión" de la crisis financiera. Crisis. Otra palabra maldita. No es de extrañar que cada vez se mire más con lupa lo que se paga por tener una cuenta bancaria o por hacer una transferencia.

Ni la mala situación económica de los últimos años ha frenado a los bancos a la hora de reducir sus comisiones. Es más, han aumentado. Por ejemplo, si actualmente las entidades financieras cobran a sus clientes un valor medio semestral de 25,80 euros por el mantenimiento de sus cuentas corrientes, hace dos años (ya inmersos en la crisis económica) esa cantidad media era de 20,80 euros. Cinco euros de diferencia.

Hacer operaciones desde Internet sirve para ahorrar comisiones Son datos del Banco de España, que demuestran como el incremento de las comisiones es general en otros apartados como las transferencias (su precio ha subido más de un 20% en dos años), la tarjetas de crédito y débito (las cuotas anuales han crecido entre un 9% y un 16% desde junio de 2009) o el uso de cajeros (disponer de efectivo cada vez sale más caro).

Todas las comisiones pueden variar, arriba o abajo, según determinadas condiciones que siempre hay que tener en cuenta: por ejemplo, si se trata de una persona joven o un jubilado, si se domicilia la nómina, el saldo medio en la cuenta, etc. También es importante para ahorrar hacer operaciones desde Internet: supone menos gastos para la entidad, lo cual se traduce en menos comisiones para el cliente.

Comparativa entre entidades

Tras el reciente anuncio de Bankia, el banco resultante de la fusión de Caja Madrid y Bancaja (entre otras), de imponer nuevas comisiones a sus clientes es inevitable hacer una comparativa entre entidades. Un análisis de Bankimia, un comparador online e independiente de productos financieros para particulares, destaca las grandes diferencias que hay entre nueve bancos y cajas españolas y demuestra lo mucho que hay que analizar a la hora de elegir entidad. Su estudio hace referencia a productos no online con condiciones generales.

Por ejemplo, para mantener una cuenta en Bankia, los clientes deberán pagar a partir del 13 de agosto dos euros al mes (12 euros semestrales) si no llegan a un saldo medio de 2.000 euros. Lo mismo ocurre en la recién fusionada Banca Cívica, con 12 euros al semestre. El Santander cobra entre 18 y 10 euros cada seis meses también en función del saldo medio en cuenta, cantidades similares a CatalunyaCaixa, otra nueva fusión de cajas, que pide entre 10 y 20 euros. Por debajo de la media semestral del mercado (25,80 euros) también se sitúan Banco Sabadell, BBVA, Banco Pastor, La Caixa y Bankinter.

La realización de transferencias nacionales tiene actualmente un coste medio de 4,26 euros, más de un euro por encima del valor medio (3,14 euros) el pasado 31 de diciembre. Bankia es la entidad que más cobra por esta operación (un 2% con un mínimo de un euro), seguida del Santander y CatalunyaCaixa, que reciben el 0,40% del importe transferido. La más 'barata' es Bankinter, con un 0,25%. Los mínimos difieren según la entidad.

Uso de cajeros

La comisión por sacar dinero de cajeros automáticos es la que más preocupa generalmente a los ciudadanos. La disposición de efectivo en cajeros de la misma red suponen una comisión media de 1,33%, con un mínimo de 0,96 euros. Ya dentro de la red de cajeros Servired, Bankia cobra un euro en todos los casos; La Caixa y CatalunyaCaixa aplican una comisión del 1,5% del importe mientras que BBVA obtiene un 1,20%. Bankinter llega al 1%. Dentro de la red 4B, Banco Santander también aplica un 1,20%. Banco Pastor cobra 0,60 euros por operación.

La comisión por sacar dinero de cajeros automáticos es la que más preocupa Más caro sale sacar dinero en cajeros de redes ajenas: de media un 3,91% con un mínimo de 2,97 euros. Retirando dinero en cajeros que no sean de Servired, Bankia cobra un fijo de 3 euros; Banca Cívica y Bankinter un 4% del importe; mientras que La Caixa, BBVA y Banco Sabadell obtienen algo más: un 4,50%. El mínimo es diferente según las entidades. Si se realiza la operación fuera de la red 4B, el Santander percibe un 4% y el Pastor un 2,50%.

En cuanto a la comisión por usar tarjetas de débito, la cuota anual media es de 19,25 euros en la actualidad. Hace dos años era de 16,11 euros. La mayoría de entidades no la cobran durante el primer año si la nómina está domiciliada. La entidad más cara en este apartado es CatalunyaCaixa (24), seguida de La Caixa (23). Bankia ocupa el último lugar de las nueve entidades analizadas con 17 euros.

Por último, el coste medio por el ingreso de cheques procedentes de otra entidad es de 2,92 euros. Bankia recibe un 1,80%, siendo la más cara de todas las entidades. El resto aplican un comisión entre el 0,20% y el 0,50%.