Antonino, el bebé que nació en pleno vuelo Malabo-Madrid

  • El alumbramiento del niño se produjo sobre el cielo de Níger, una hora y media después de que avión hubiera despegado de Malabo.
  • En el avión viajaban una matrona, un pediatra y un médico de familia.
  • La madre, una mujer guineana de 38 años que reside en Móstoles, y el bebé se encuentran en perfecto estado y se recuperan en el hospital de La Paz.
  • "Antonino es un milagro, un regalo de Dios", asegura la madre.
Antonino y su madre, en el hospital de La Paz. Antonino nació en pleno vuelo Malabo-Madrid.
Antonino y su madre, en el hospital de La Paz. Antonino nació en pleno vuelo Malabo-Madrid.
Kote Rodrigo / EFE

Antonino es un bebé de altos vuelos, literalmente. Su alumbramiento ha sorpredido a su madre y a los pasajeros del avión de Iberia que este jueves regresaba de Malabo a Madrid.

A las 2.45 horas de la madrugada, una hora y media después de que el Airbus 319 hubiera despegado y cuando todavía quedaban cuatro horas de vuelo, su madre, Priscilla, de 38 años, comenzó a sentir las primeras contracciones. Esta guineana, con nacionalidad española, se había visto obligada a viajar a su país hace unos días para acudir al entierro de su padre a pesar de encontrarse en la semana 38 de gestación.

"Las contracciones eran cada vez más intensas y se aceleraban con las turbulencias", explica a 20minutos.es Priscilla, que ahorase recupera junto a su pequeño en el madrileño Hospital de La Paz. A su lado viajaban su hijo de dos años, uno de sus primos y su tía, que avisó a los miembros de la tripulación. "La azafata me pidió calma, me preguntó si había roto aguas y solicitó ayuda a los pasajeros", ha recordado la madre.

La casualidad y la suerte hicieron que junto a ellos, en el el vuelo 3721, también viajaran una matrona, un pediatra y un médico de familia de distintas nacionalidadesque los atendieron con el apoyo del personal de la compañía.

"El parto fue rapidísimo, duró apenas 15 minutos y no sentí apenas dolores. Ha venido sin avisar", dice Priscilla, que daba a luz por tercera vez. Antonino nacía mientras atravesaban el espacio aéreo de Níger, una semana antes de lo previsto por los ginecólogos, con 2,700 kg de peso. "Es un milagro, un regalo de Dios", asegura la madre con emoción.

El quinto bebé de 'Iberia'

A pie de avión, en Barajas, los esperaba una de las dos UVI móviles con las que cuenta el Aeropuerto madrileño. El aparato tomó tierra a las 07.05 horas. Fuentes del aeropuerto aseguran a 20minutos.es, que, ante las bajas temperaturas que registra estos días la capital, encendieron la calefacción de la ambulancia "para que el bebé estuviera calentito".

Ambos se encuentran perfectamente y se recuperan en el Hospital de La Paz, y si no surgen complicaciones serán dados de alta en las próximas 48 horas y partirán hacia Móstoles, donde reside la familia de Antonino desde hace 15 años.

Este es el quinto niño que nace a bordo de un avión de Iberia, y la segunda vez que el parto tiene lugar en un vuelo con Malabo. Fuentes del aeropuerto de Barajas aseguran que las embarazadas no tienen problemas para embarcar hasta las 32 semanas de gestación, a partir de ahí, las compañías aéreas suelen exigir, aunque no siempre, la firma de algún documento de descargo, que varía con cada compañía.

La compañía ha precisado que el resto de alumbramientos se registraron en rutas con La Habana, Bogotá, y Moscú-Tokio. El Airbus 319 que ha realizado esta madrugada el vuelo Malabo-Madrid se incorporó a la flota de la compañía en febrero de 2008 y lleva el nombre de Petirrojo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento