Bildu estará en las elecciones
El secretario general de EA, Pello Urizar (d); Oskar Matute (2-d), de Alternatiba, y los independientes Martín Garitano (i) y Aitziber Ibaibarriaga esta noche en Bilbao tras conocer la decisición del TC sobre Bildu. Alfredo Aldai / EFE

Bildu estará en las próximas elecciones. El Pleno del Tribunal Constitucional permitirá que la coalición pueda presentarse a los comicios municipales y forales del próximo 22 de mayo después de no avalar la sentencia del Tribunal Supremo que anulaba las candidaturas.

La decisión no se ha conocido oficialmente hasta las 00:26 horas del viernes, ya comenzada la campaña electoral, pese a que ya antes de la medianoche se sabía que la postura de los magistrados partidarios de confirmar la sentencia del Supremo -recogida en una ponencia redactada por Francisco Hernando- había sido derrotada por ese mismo resultado.

El texto ha recibido el apoyo de la mayoría progresista Faltaba todavía, sin embargo, la votación final, en la que la nueva ponencia, favorable a permitir la presencia de Bildu en las elecciones y de la que se ha hecho cargo el "progresista" Luis Ortega, se ha sometido a la consideración de los magistrados. Los once componentes del pleno se han reunido de nuevo a las 23:35 horas y el texto ha recibido el apoyo de la mayoría progresista -además de Ortega, Pascual Sala, Pablo Pérez Tremps, Adela Asua, Eugeni Gay y Elisa Pérez Vera-, mientras que los conservadores han votado en contra. A este bloque, compuesto por los magistrados Francisco José Hernando, Francisco Pérez de los Cobos, Ramón Rodríguez Arribas y Javier Delgado, se ha adherido Manuel Aragón, teóricamente encuadrado en el ala progresista, pero que ya en su día votó con este sector la sentencia que anuló varios artículos del Estatut de Cataluña.

Aunque los recursos de amparo, como el que presentó Bildu, deben ser resueltos por una sala y no por el pleno del Constitucional, éste ha intervenido por primera vez en un asunto relacionado con candidaturas de la izquierda abertzale anuladas por el Tribunal Supremo, que consideró que Bildu se había erigido en un "cauce simulado y fraudulento para soslayar la ilegalización judicial del brazo político de ETA", ante la incapacidad de los seis miembros de la sala segunda para romper el empate entre conservadores y progresistas.

Esta es la cuarta ocasión en la que el Constitucional revoca una decisión del Supremo relacionada con candidaturas de la izquierda abertzale. Este jueves lo ha hecho dos veces: con Bildu y con una agrupación electoral de Zalduondo (Álava), la única de las once que fueron anuladas el pasado domingo por el Supremo que había recurrido en amparo.

El Constitucional ha notificado el fallo a las partes personadas en el recurso, pero la sentencia -que contará con cinco votos particulares- no se conocerá hasta dentro de unos días.

Reacciones

Tras conocerse la decisión del TC, los dirigentes de la coalición Bildu han opinado que este fallo supone "el triunfo de la sociedad vasca ante la sinrazón y los intereses mezquinos de algunos".

El Gobierno, a su vez, ha afirmado que acata y respeta la sentencia y ha advertido de que las decisiones del TC "deben ser cumplidas por todos los ciudadanos y poderes públicos".

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se alegraba por la decisión del Constitucional. "Ha enmendado la intención de condicionar el mapa político e institucional de Euskadi", que se ha intentado llevar a cabo hasta el "último minuto". El PNV anunció el pasado lunes que, debido a la sentencia del Supremo, decidía suspender "toda colaboración y apoyo" a futuras iniciativas del Gobierno.

Urkullu: "Se ha enmendado la intención de condicionar el mapa político vasco El lehendakari, Patxi López, ha reiterado que el PSE "respeta y acata" las decisiones de los Tribunales y ha apostado por "dejar de hacer la campaña de Bildu, que ha ocupado todo el espacio sin hacer nada".

El Ministerio de Justicia también ha hecho público un comunicado en el que asegura que acata y expresa su absoluto respeto a la sentencia dictada por el Constitucional. Asimismo, argumenta que desde el primer momento, el Gobierno ha actuado de conformidad con lo dispuesto en las leyes y siguiendo los procedimientos establecidos.

El Partido Popular también ha expresado en un comunicado su respeto, "como ha hecho siempre", a la decisión del Tribunal Constitucional, pero lamenta profundamente que las pruebas que convencieron a nueve jueces del Tribunal Supremo (seis votaron en contra) de que Bildu es una estrategia diseñada por ETA, "no hayan convencido a una exigua mayoría del Tribunal Constitucional". Por ello valora de forma especial la posición de quienes han anunciado un voto particular. "Es una mala noticia, pero no definitiva, porque caben, como hemos venido diciendo, otras vías sucesivas de impugnación", dice el PP.

Para el PP, "es una mala noticia, pero no definitiva" El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha dado la bienvenida  a la decisión del TC y ha asegurado que esto "va a ayudar a que el fin de ETA" se pueda "ver antes mucho mejor que después". El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, considera "bastante lógico" lo ocurrido porque la justicia europea probablemente se habría opuesto a la decisión del Tribunal Supremo de anular sus listas. El líder de ERC, Joan Puigcercós, ha celebrado también que se haya revocado la decisión del Supremo, porque, ha dicho, se "acaba con una anomalía democrática".

En cambio, la líder de UPyD, Rosa Díez, ha tachado de "vergüenza" esta sentencia y ha acusado directamente al PSOE de haber votado el fallo judicial al considerar que la mayoría de los jueces del órgano judicial son socialistas

Mientras, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha exigido la ruptura del pacto entre el PP y el PSE en el Gobierno Vasco tras conocer la decisión del Tribunal Constitucional y ha lamentado que las víctimas se han llevado "la foto del dolor" y los asesinos "la del triunfo" al tiempo que se ha preguntado "a cuántos funerales más habrá que acudir de aquí a las próximas elecciones".

En un comunicado, la AVT ha denunciado "las maniobras del Gobierno para legalizar a Bildu" y ha atribuido al Ejecutivo la "responsabilidad clamorosa del regreso de ETA a las instituciones". Las víctimas del terrorismo manifiestan su "profunda desolación, máxima indignación y más firme rechazo ante la vuelta de ETA a las instituciones democráticas bajo las siglas de Bildu".

Sin embargo, tanto Aralar como Ezker Batua han mostrado su "alegría" y confían en que sea "un nuevo paso" en el camino en el camino de la normalización política de Euskadi. Y el BNG ha subrayado que esto permitirá a la izquierda abertzale "apostar por vías pacíficas y democráticas".