Reconciliación Fatah y Hamás
Los palestinos han celebrado el acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamás durante una manifestación en Gaza. Suhaib Salem / REUTERS

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y el jefe de la oficina política de Hamás, Jaled Meshal, expresaron este miércoles su respaldo a la reconciliación palestina y criticaron la posición de Israel.

"Los palestinos pasarán para siempre la página de la negra división", afirmó Abás durante la ceremonia de la firma del acuerdo de reconciliación, que se desarrolla en El Cairo y pone fin a cuatro años de división entre el grupo nacionalista Al Fatah y el islamista Hamás.

Abás, dirigente de Al Fatah, aseguró también que Hamás es parte del pueblo y la arena política palestina y rechazó "la intervención en los asuntos internos palestinos". Once facciones palestinas firman el acuerdo de reconciliación

En este sentido, Meshal señaló que su grupo está "dispuesto a pagar cualquier precio por la reconciliación" y que lo que desea es "un Estado palestino independiente y con soberanía en Cisjordania y la franja de Gaza".

En cuanto a Israel, Abás apuntó que este país "toma como pretexto la reconciliación para huir de la paz" e instó al Gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, a "elegir entre la paz y los asentamientos".

Por su parte, el líder de Hamás apuntó que su "única lucha es con Israel".

En la ceremonia, además de dirigentes de Egipto, país que ha ejercido de mediador, asisten los líderes del resto de facciones palestinas, once en total, que firmaron el martes el documento de reconciliación, lo que supuso la adhesión de todos los grupos al plan.

El acuerdo, alcanzado por Hamás y Al Fatah el pasado 27 de abril en la capital egipcia, establece la formación de un Gobierno provisional integrado por tecnócratas y la celebración de elecciones dentro de un año.

Antes del inicio de la ceremonia, Abás y Meshal mantuvieron una reunión de consultas en la que trataron el tema de la situación palestina y cómo se puede aplicar la reconciliación sobre el terreno.

A este encuentro acudieron el ministro de Exteriores egipcio, Nabil al Arabi, y el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, entre otros.