Las parejas con más química de la gran y pequeña pantalla

Malena Alterio y Fernando Tejero en la película 'Al fin del camino'.
Malena Alterio y Fernando Tejero en la película 'Al fin del camino'.
Archivo

Sus romances y desamores ficticios mantuvieron alguna vez a la audiencia con el alma en vilo. Por eso, productores y directores de casting volvieron a recurrir a ellos para realizar segundas partes de exitosos largometrajes o nuevos proyectos donde encarnaban a la pareja protagonista.

Sucedió en el Hollywood de los años 60 y 70 con Doris Day y Rock Hudson, quienes compartieron reparto hasta en tres ocasiones (Confidencias de medianoche, Pijama para dos y No me mandes flores). En 1999, Julia Roberts y Richard Gere, las estrellas de Pretty woman, volvían a intercambiar besos en Novia a la fuga, y una década más tarde eran Kate Winslet y Leonardo DiCaprio, cuyo amor a bordo del Titanic había provocado lágrimas y desvelos, los que se achuchaban en Revolutionary Road. Hoy, los numerosos fans de Crepúsculo esperan con ansia que Kristen Stewart se debata, primero, entre los colmillos de un vampiro -Robert Pattinson- y las abdominales de un hombre lobo -Taylor Lautner-, para luego terminar con el primero de ellos.

Tambien en España existen algunos ejemplos de actores cuyo reencuentro en la pantalla es esperado y celebrado por el público:

Malena Alterio y Fernando Tejero. Ambos convivieron en el popular inmueble de la serie Aquí no hay quien viva, donde mantuvieron una relación llena de altibajos. En 2008 se unieron bajo la dirección del cineasta Roberto Santiago en la comedia romántica Al final del camino. Ahora acaban de presentar en el Festival de Málaga el filme Cinco metros cuadrados (Max Lemcke), donde interpretan a dos perdedores que se han visto afectados por el negocio inmobiliario.

Amaia Salamanca y Mario Casas. Durante un tiempo los mentidores rosas aseguraron que entre Mario Casas -el galán de moda- y Amaia Salamanca -la rubia protagonista de Sin tetas no hay paraíso- había algo más que amistad. Ambos coincidieron en el rodaje de Fuga de cerebros, uno de los estrenos de 2009 más taquilleros. La segunda parte de esa película que recrea las hazañas de un joven tímido por enamorar a la guapa de su antiguo colegio ya está en marcha. Aunque algunos espectadores prefieran ya ver a Casas en compañía de Blanca Suárez, su amor platónico en El Barco.

Penélope Cruz y Javier Bardem. En 1992 Javier Bardem estremeció a la audiencia mientras llamaba a Penélope Cruz "jamona" bajo la mirada atenta de Bigas Luna. Hubieron de pasar todavía cerca de dos décadas para que se vieran de nuevo las caras en Vicky, Cristina Barcelona y encontraran, también fuera de la pantalla, el amor. Woody Allen les dio su bendición.

Imanol Arias y Ana Duato. Pocos actores pueden presumir de haber sobrevivido juntos, año tras años, a los avatares de una parrilla televisiva cada vez más cambiante. El señor y la señora Alcántara en la ficción Cuéntame son desde 2001 y con más de 200 capítulos a sus espaldas, un matrimonio longevo y bien avenido. Que les dure mucho tiempo.

<p>El año de las luces</p>Maribel Verdú y Jorge Sanz. Lo suyo también es un noviazgo de cine de largo recorrido. Comenzó allá por 1986 en El año de las luces. En 1991 Verdú y Sanz ampliaron la pareja a un triángulo amoroso junto a Victoria Abril en Amantes. Aunque sin tanta repercusión, han formado parte del mismo elenco de actores hasta en otras cinco ocasiones, la última en 2007 con Oviedo Express.

Emma Suárez y Carmelo Gómez. Constituyen una de las parejas más sólidas de la gran pantalla. Su idilio cinematográfico comenzó de la mano del director Julio Médem, que les juntó en Vacas,La ardilla roja y Tierra, aunque no siempre como protagonistas. Continuó en la década de los 90 con El perro del hortelano y Tu nombre envenena mis sueños, ambas de Pilar Miró. Su historia ha sobrevivido hasta 2008, año en el que filmaron La casa de mi padre.

¿A qué pareja te gustaría ver junta de nuevo en la pantalla? Deja tu comentario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento