Avance imparable de los rebeldes en Libia: "Sirte es la clave para tomar Trípoli"

Rebeldes libios celebran la reconquista del territorio en las afueras de Ajdabiya, al este de Libia.
Rebeldes libios celebran la reconquista del territorio en las afueras de Ajdabiya, al este de Libia.
EFE / Alkis Konstantinidis

La ofensiva rebelde ha cobrado un gran impulso durante el fin de semana con la ayuda de la aviación internacional, recorriendo cerca de 440 kilómetros desde Bengasi y anulando la capacidad defensiva de los gadafistas, que en algunos puntos abandonaron sus puestos en desbandada.

Después de haber tomado en un solo día cuatro ciudades en su camino hacia el oeste (Briga, El Aguila, Ras Lanuf y Ben Yauad), el objetivo siguiente para los rebeldes es la conquista de Sirte, ciudad natal del líder libio, Muamar el Gadafi.

"Los rebeldes tomaron Ben Yauad a las 12 del mediodía (hora peninsular española) de hoy (por el domingo) y se han quedado allí, no han continuado", explicó el portavoz de los revolucionarios Muhamad Mergirby desde Bengasi, capital del levantamiento.

Tras tomar este sábado la estratégica localidad de Ajdabiya, a 160 kilómetros al suroeste de Bengasi, capital del levantamiento, los rebeldes avanzaron imparables y sin apenas encontrar resistencia hacia Briga, El Aguila, Ras Lanuf y Ben Yauad.

De hecho, el camino que lleva de Ajdabiya a Briga, a unos 80 kilómetros, aparecía este domingo totalmente despejado sin signos de que se hubieran registrado enfrentamientos.

Tan solo había carros de combate y camiones calcinados en las inmediaciones de Ajdabiya, lo que denota la precisión de los impactos de la aviación de las fuerzas de la coalición internacional, pues nada alrededor de los blancos alcanzados presentaba muestras de combates, ni restos que no fueran de los vehículos destruidos o cráteres.

En las afueras de Briga, en un punto de abastecimiento de los rebeldes, situado entre la zona residencial de la localidad y el enclave petrolero de la ciudad, las fuentes indicaron que no habían encontrado ninguna oposición hasta este municipio.

"En Ajdabiya fue complicado, pero gracias a Obama, Sarkozy y Cameron vencimos, y venceremos en el resto de Libia", auguró Muhamad, un miliciano rebelde.

Por su parte, Mergirby explicó desde Bengasi que el rápido avance de este domingo se ha debido a que "no ha habido enfrentamientos en Briga, Ras Lanuf y Ben Yauad porque las fuerzas de Gadafi han huido.

"(Los leales al líder) se han parado porque es peligroso, y no se moverán hasta que las fuerzas de la coalición internacional bombardeen primero las posiciones de Gadafi en Sirte", dijo el representante rebelde.

De hecho, según la televisión catarí Al Jazeera, un intenso bombardeo cayó en la noche de este domingo sobre la ciudad portuaria de Sirte, localidad natal de Gadafi y su feudo tribal. La agencia oficial Jana anunció poco después el comienzo de un nuevo ataque aéreo sobre la propia capital y la ciudad de Gadafi.

El miliciano Mergirby calculó que Gadafi dispone de unos 10.000 efectivos frente a los 20.000 que aseguró que tienen los revolucionarios, "el problema es que ellos están mejor equipados de tanques y de armas, y los rebeldes solo tienen armas ligeras".

"Sirte es la clave -siguió Mergirby-, porque si cae tendremos el camino abierto a Trípoli".

Ataque aliado a vehículos de Gadafi

Aviones franceses atacaron además diversos vehículos blindados del Ejército leal a Gadafi y un "importante" depósito de municiones en las regiones de Misrata y Zintan, informó el ministerio de Defensa.

La nueva jornada de ataques incluyó la presencia de dos patrullas Rafale y una de Mirage 2000D, además de una patrulla de SEM y otra de Rafale de reconocimiento, precisó.

Defensa indicó también que otros cuatro aviones Mirage 2000-5 cataríes llegaron a la base de La Sude, en la isla griega de Creta, para unirse a la intervención en Libia, lo que eleva a seis el número de aeronaves enviadas por Doha. Estos aviones efectuaron una misión de vigilancia del espacio aéreo libio conjuntamente con aparatos franceses.

Catar es el primer país árabe que ha enviado tropas a la misión en Libia en cumplimiento de la misión 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU. Emiratos Árabes Unidos también tiene previsto aportar aviones al dispositivo internacional.

Defensa señaló que a lo largo de la jornada se efectuaron labores de avituallamiento de las tropas destacadas en la zona, en particular las que operan desde la base italiana de Solenzara y desde el portaaviones Charles de Gaulle.

La conquista de Ajdabiya

Los revolucionarios lograron el sábado acabar con toda resistencia en Ajdabiya con el apoyo aéreo internacional y donde se habían hecho fuertes las tropas leales al coronel Muamar el Gadafi, uno de cuyos generales fue hecho prisionero.

Sin suministros, dominados en los cielos por la aviación de la coalición internacional desplegada para imponer la zona de exclusión aérea, las brigadas de Gadafi no se baten en retirada, sino que han desalojado sus posiciones.

La agencia oficial Jana anunció que las fuerzas aéreas aliadas habían bombardeado anoche zonas civiles y militares. Esta fuente añadió que este sábado los bombardeos fueron intensos en toda la ruta de costa de 400 kilómetros entre Ajdabiya y Sirte.

La televisión estatal libia exhibió imágenes de numerosas infraestructuras destruidas en los ataques y, citando fuentes gubernamentales, aseguró que los bombardeos habían causado numerosos muertos entre civiles y militares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento