Medicamentos
  • Según las denunciantes "cientos de mujeres, que apenas sufrían sofocos, padecieron una intoxicación crónica que ha generado secuelas irreparables".
  • Además, agregan que la empresa sabía que el consumo prolongado era muy peligroso por sus reacciones adversas psiquiátricas y neurológicas".
  • Desde el 15 de septiembre de 2005, este medicamento no se dispensa en las farmacias.