PREGUNTA. Soy gay y soy activo, pues la primera vez que me penetraron sufrí tanto que me niego a ser yo el que 'reciba'. He empezado a salir con un chico y es bastante fogoso. Me pide que sea pasivo y no sé qué hacer.

Por lo que cuentas podrías tener lo que comúnmente se conoce como el síndrome del "ano asustado". La primera vez que se practica sexo anal, tanto en hombres como en mujeres, puede resultar doloroso. Bien por la falta de entrenamiento o por no preparar la zona, lo cierto es que a veces puede provocar un daño difícil de reparar. El primer paso es contar tu experiencia a la pareja para que te comprenda. El segundo, intentar practicar sexo anal con dilatadores anales, lubricantes y, sobre todo, tiempo. Lo normal es que no salga a la primera. El tercer paso sería comprender el sexo como un placer y no como una obligación. El sexo sirve para disfrutar y hacer disfrutar. En el momento en el que una de las dos personas se siente mal, no hay necesidad de seguir sufriendo.

PREGUNTA. Soy un chico y desde hace un mes me sale leche del pecho. ¿Por qué?

La lactancia masculina es un fenómeno extraño pero no imposible. Hay hombres capaces de producir leche por varios fenómenos. Uno es la aparición de determinados tumores benignos albergados en la glándula hipófisis o pituitaria, que es la que se encarga de la producción de prolactina. Esta hormona es la que modifica la función de los pechos masculinos. Por otra parte, cuando un hombre es papá, lo normal es que esté cerca de su mujer. Las hormonas que ella desprende pueden llegar a estimular las glándulas mamarias del hombre, activando la secreción de leche. También hay medicamentos que propician este fenómeno. Lo importante es que acudas al médico y se lo comentes, para detectar cuál puede ser la causa.

PREGUNTA. Cuando tengo el pene erecto, se me curva hacia abajo. Quisiera saber si eso me puede suponer algún problema al mantener relaciones sexuales y si es así, cómo podría solucionarlo.

El pene curvado o enfermedad de La Peyronie es una malformación del pene que puede provocar molestias o no, dependiendo del hombre. También se conoce como cavernitis fibrosa y se produce cuando el tejido interior del pene se endurece, de forma que los cuerpos cavernosos dejan de ser flexibles en uno de los lados y se doblan al tener una erección. Hay quienes sufren al mantener relaciones sexuales y, sin embargo, para otros hombres pasa totalmente desapercibido siendo tan solo un tema estético.

En los casos más exagerados, aparte de la aparición de dolor, provoca pérdida de la erección e imposibilidad de mantener relaciones sexuales.  Hoy en día, hay ejercicios que mejoran la enfermedad de La Peyronie, pero siempre se realizan sin que el pene esté erecto. Como siempre, lo recomendable es ir al urólogo para que te indique qué debes hacer.