La imagen se producía este lunes cuando Soraya Sáenz de Santamaría, candidata en las primarias del PP, comenzaba su campaña. En compañía de Iñigo Méndez de Vigo, ex ministro de Cultura y Deporte, se dispuso a visitar Melilla donde se produjo un hecho sin precedentes.

Ambos se vinieron arriba con el cante, fue ver el micrófono y soltarse con el karaoke... En especial, Méndez de Vigo que entonó la canción Azzurro de Adriano Celentano. Por la parte de la candidata, se limitaría a hacer los coros mientras bailaba.

El vídeo se viralizó en poco tiempo al haberse subido a internet por unos de las personas que se encontraban dentro de la taberna de Melilla.